LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Se bebe más vino español en Japón?.

Pese a que el vino no es una bebida tradicional en Japón y la cuota de mercado es reducida, esta no ha dejado de crecer en los últimos años. El mercado asiático se está abriendo a la importación.

Exportación de Vino | 2016-03-10 09:47:18


Según el informe del ICEX, el mercado del vino está en crecimiento desde la década de los 70, y alcanzó un boom de  consumo en los años 97 y 98. Desde entonces, las importaciones parecieron estacarse, llegando  a sufrir descensos en los años 2006 y 2007, en un período que se extendió hasta el año 2010. A  partir de éste, las importaciones de vino en Japón han vuelto a experimentar un notable crecimiento, llegándose incluso en 2015 al nivel más alto conseguido desde 1998.

En 2015 se importaron 205.242 kilolitros de vino tranquilo, tanto embotellado (menos de 2 litros)  como a granel (entre 2 y 150 litros), lo que significa un incremento del 2,56% respecto al período  anterior. La tendencia hacia la reducción de precios que se observa desde 2006 es una de las  causas por las que el consumo de vinos ha aumentado continuamente en Japón. En 2015 esta  tendencia se disipa frente al notable incremento de precios del ejercicio 2014, mostrando los  precios medios estabilidad en este ejercicio, con una variación desde los 618 a los 615 yenes por  litro.

Dos importantes factores marcaron la demanda en 2013-2014. De un lado la evolución del precio se ha visto muy afectada por la cotización a la baja del Yen, con lo que el precio de importación se elevó sustancialmente. Por otro lado, tenemos el incremento de los impuestos indirectos que pasaron en 2013 del 5% al 8% lo que produjo un efecto de adelantamiento de la compra e incremento de los stocks por parte de los importadores.

España ha experimentado en el ejercicio 2015, frente a los incrementos de precio de 2013 y 2014, una reducción en el precio medio de venta por litro (CIF) pasando de 340 yenes/litro en 2014 a 320 yenes/litro en 2015.

El crecimiento de los últimos años se deben a varias razones, entre las que se encuentra por ejemplo el aumento constante del número de bares y restaurantes de estilo español, así como el creciente interés hacia la gastronomía española y la dieta mediterránea que vive un crecimiento similar al que tuvo la cocina italiana en su momento, pasando, de este modo, el vino español a ocupar nichos anteriormente reservados a vinos italianos y franceses. La actual coyuntura económica ha originado que los importadores hayan decidido reemplazar estos vinos, que parten de un precio superior, por vinos españoles de calidad y con precios bastante más asequibles. Esto demuestra que pueden aumentarse las exportaciones, siempre y cuando se consiga motivar la demanda y los productos sean los adecuados para dicho mercado. Aunque los agentes de Comercio exterior recomiendan aumentar el mercado de los vinos Premium.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...