LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Se evalúan por igual todos los factores que determinan la calidad de un vino?

Existen diversos factores en la cata de vinos para evaluar la calidad de este, pero no todos cuentan por igual para obtener la calidad global, dependiendo del tipo de vino.

Cata de Vino | 2014-10-14 15:35:28


En las catas de vino, existen unos parámetros que los catadores deberán evaluar para obtener una calidad global de dicho vino. En las fichas de catas de concursos, los parámetros obtienen por parte de los catadores unas puntuaciones de calidad parcial. Los parámetros se evalúan durante las diferentes fases de la cata de vinos y son relativos a la intensidad del olor, la complejidad del olor, el equilibrio y cuerpo, persistencia aromática global en boca, el matiz y la intensidad de color en vista etc.

Estos parámetros van a definir la calidad sensorial  del vino, cómo evaluarlos, qué criterios  considerar  y cómo se relacionan con los grados de calidad es un acuerdo y una norma seguida por los catadores de vino.

Al evaluar Los parámetros de calidad se dispondrá por tanto de  puntuaciones de calidades parciales para un mismo vino, a partir de las cuales obtener la calidad global.

Es evidente que no tienen todos los parámetros la misma importancia sobre la calidad global del vino. Es comprensible que algunos de ellos tengan un mayor peso, por lo cual se ha definido la calidad relativa a cada uno de los parámetros como un porcentaje de la calidad global.

Para tomar en cuenta algunos aspectos en los que puede variar el peso de los parámetros o factores a la hora de evaluar un vino, proponemos algunos ejemplos que se siguen de manera generalizada.

Las diferencias en las ponderaciones entre los dos tipos de vino se deben a la mayor complejidad en olores y aromas de los vinos con crianza en barrica. Adquiriría mayor importancia esta complejidad en detrimento de la intensidad de olor y aroma.

Por otro lado, el equilibrio y el cuerpo estarían también ligeramente más valorados en vinos con crianza en barrica, vinos en los cuales la presencia de aristas tendría  una mayor gravedad  (la crianza en barrica tiene  entre  sus misiones corregir y limar aristas).

Asimismo, la persistencia aromática global tendría algo más de importancia en los vinos con crianza en barrica, no sólo porque es esperable una persistencia  más prolongada sino porque ese recuerdo es de una mayor complejidad aromática.

En cuanto al color, mientras que en los vinos jóvenes se ha concedido algo más de importancia al matiz frente a la intensidad de color, en los vinos con crianza la importancia relativa de ambos parámetros sería la misma.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...