LLAMANOS 34 91 535 89 90

Sentidos en juego para la cata de vinos.

La cata de vino se basa en los sentidos de vista, olfato y gusto. En este post te explicamos cómo utilizarlos.

Cata de Vino | 2015-03-05 09:40:21


La vista

 El color es el primer contacto con el vino, y su aspecto debe invitar a beberlo en la cata.

El color es la cara del vino y se puede expresar mediante una gran variedad tanto de colores como de tonalidades:

         Vinos blancos: amarillo verdoso, amarillo paja, amarillo dorado, amarillo pálido, ámbar, oro fino, oro pálido, oro viejo.

         Vinos rosados: rosado, rosa violeta, rosa carmín, clarete, rosa cereza, rosa frambuesa, rosa salmón.

         Vinos tintos. rojo cereza, rojo grosella, rojo violeta, rojo amapola, rojo burdeos, rojo carmín, rojo rubí, rojo bermellón, rojo púrpura, rojo teja.

Los grados de transparencia pueden ser: brillante, cristalino, límpido, luminoso, transparente, turbio, velado, mate, opaco, quebrado, sucio y apagado.

 El olfato

El olfato es el sentido principal en la cata de vinos. Buena parte de lo que “gustamos”, en realidad simplemente lo olemos.

Durante esta fase se deben apreciar los distintos aromas que desprende el vino, que pueden ser de tres tipos:

         Aromas primarios: son los propios aromas del fruto. Aportan la mayor parte de aromas al vino: series vegetal, floral, frutal y mineral 

         Aromas secundarios: los que provienen de las distintas sustancias producidas por el tipo de fermentación.

         Aromas terciarios: son producidos por la maduración y crianza del vino, ya sea en barrica o botella. Es el llamado bouquet.

Estos aromas pueden ser: animales, balsámicos, madera, especias, minerales, florales, afrutados y vegetales.

El gusto

Es la última fase de la cata y consiste en introducir el vino en la boca para identificar los distintos tipos de sabores presentes en el vino. Esta función la realiza la lengua, mediante las papilas gustativas que clasifican los distintos sabores, dulce, ácido, salado y amargo. El dulce se localiza en la punta de la lengua; el ácido, en los costados y encima; el salado, en los bordes y el amargo, en la parte posterior.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...