LLAMANOS 34 91 535 89 90

Siglo XX, luces y sombras en la viticultura española.

Pese a las guerras y la filoxera, ha sido en el siglo XX cuando se ha conocido la estabilidad doméstica y económica que permitió el resurgimiento de la industria vinícola española.

Cultura del Vino | 2016-07-13 13:23:48


Quizás el final del siglo XIX cambió la historia de la viticultura española. La instalación en España de vinateros franceses que huyendo de la plaga de la filoxera, nos aportaron no solo maquinaria y metodogía moderna, sino también la implantación de vides francesas como Cabernet Sauvignon, Merlot o Pinot Noir.

Ya en el siglo XX, la industria vinícola española tuvo que enfrentarse a dos nuevos desastres. La Guerra Civil condenó a la viña al abandono y cuando el enfrentamiento acabó, la II Guerra Mundial supuso la paralización del mercado europeo del vino.

Ambos sucesos supusieron un nuevo y duro golpe para el sector, que sólo a partir de los años cincuenta empezó a recuperar la normalidad. Desde entonces, las reestructuraciones de viñedos y la renovación y modernización de los procedimientos de elaboración y bodegas, han caracterizado la actuación de los viticultores y vinicultores españoles, hasta situar a los vinos de España en igualdad de condiciones competitivas que los foráneos, tanto en el mercado nacional como mundial.

También en el siglo XX apareció una figura técnico administrativa importante para la mejora del vino español y su comercio, las Denominaciones de Origen y sus Consejos Reguladores.

En un principio se crearon como protección contra productores de otras zonas que quisieran aprovechar el buen nombre que habían creado los  vinos originales, en un largo tiempo de fabricación o cultivo. Pero una D.O. es mucho más pues implica también costumbres, mitos, leyendas, historia de esos lugares y de esas gentes que con su saber hacer han sido capaces de crear un producto de una singular y excelsa calidad.

Gracias a este auge y al esfuerzo de bodegueros y viticultores, el vino español obtiene cada vez una mayor calidad. A finales del siglo XX la cultura del vino atraía ya en España a miles de visitantes por sus paisajes, la calidad del vino y las tradiciones de sus pueblos. El enoturismo es un nuevo impulso al sector del vino ya en el siglo XXI.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...