LLAMANOS 34 91 535 89 90

Sobre la Denominación de Origen de Almansa y la esencia de su vino.

Con la creación de las denominaciones de origen protegidas, se pretendía que vinos como los de Almansa, con una amplia trayectoria en la historia de la comarca tuviesen el aprecio que merecen.

Cultura del Vino | 2017-07-20 10:35:41


“La denominación de origen en Almansa determinó que se regulara la venta a granel para intentar acabar con la práctica de que unos vinos que podían alcanzar un grado de calidad fuesen utilizados para dar cuerpo, grado, color y prestigio a otros caldos.

En octubre de 1933 ya formado el Consejo Regulador del vino de Alicante se tiene constancia de que su presidente remitió al Ayuntamiento de Almansa un oficio, en el que proponía la incorporación de los caldos almanseños a la mencionada denominación.

Consultada la opinión de los productores y criadores locales, la Corporación acordó iniciar los trámites para que los vinos de Almansa llevasen la denominación de origen “Alicante” y el término municipal quedase incluido en su zona de protección; no obstante, las circunstancias de la Guerra Civil truncarían aquel proyecto.

La Denominación de Origen Almansa fue creada en enero de 1964, y obtuvo su primer reglamento el 2 de marzo de 1966; siendo inicialmente las variedades de uva permitidas la monastrell y la garnacha tintorera.

De las diez bodegas que en aquellos momentos funcionaban en la ciudad, sólo tres se dedicaban a la crianza de vinos: Alcoholera Vinícola, Sucesores de Alfonso Abellán y Bodegas Piqueras; empresa que este año celebra su centenario y que entonces regía Mario Bonete García, gran impulsor de la D.O. Almansa, que en 1975 sería campeón de España en el XII Concurso Nacional de Catadores de Vino. Por orden de 19 de mayo de 1975, el reglamento de la D.O. Almansa fue modificado y admitida también la variedad meseguera. Una orden de la Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de 1 de febrero de 2006 reformó el reglamento y admitió nuevas variedades.

Hoy son doce las bodegas que elaboran vinos con D. O. Almansa: ̶ Bodegas Piqueras ̶ Santa Cruz de Alpera ̶ Bodegas Virgen de Belén ̶ Hacienda El Espino ̶ Bodega Dehesa El Carrascal ̶ Bodegas Cano ̶ Bodegas El Tanino ̶ Tintoralba ̶ Bodegas Atalaya ̶ Bodegas Almanseñas, S. L. ̶ Matamangos, y ̶ Rodríguez de Vera Las Glosas de la Monastrell.

Pues bien, en muchos de sus vinos, aportándoles notable graduación y buen tanino, se halla presente el exquisito néctar de esos pequeños y prietos granos de color azul-negro, con gruesa piel, extremadamente tinta, de la uva monastrell.

Los vinos de Almansa son esencia de esta tierra alta, áspera y seca, hendida por profundas raíces de unas cepas que anhelan la humedad capaz de disolver los oligoelementos y nutrientes del terreno, para que, una vez absorbidos, puedan ascender hasta sus frutos, y aguardar allí concentrados el inicio de un ancestral y sabio proceso de elaboración”.

Fragmento de Miguel Juan Pereda Hernández, Cronista Oficial de la Ciudad de Almansa

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...