LLAMANOS 34 91 535 89 90

Sobre las alteraciones del vino.

No siempre se consigue que un vino fermente o madure de forma óptima. Desde el prensado hasta el embotellado, el vino puede sufrir algunos daños que causen un deterioro parcial o total. Veamos cómo pueden ser estas alteraciones.

Cultura del Vino | 2017-01-24 12:42:03


La causa de estas alteraciones se debe a varios factores. Prensado deficiente, mala fermentación, azufrado insuficiente, descuido en la vigilancia en la elaboración del vino...

Normalmente, las alteraciones afectan al aspecto, textura del vino. Pueden aparecer enturbiamientos, olores y sabores extraños. Todas estas causas que disminuyen la calidad, se clasifican en tres categorías.

1. -Tachas: Tienen su origen en la escasa calidad de las clases de uva o de esa añada en concreto. También son defectos, enfermedades producidas por descuidos o tratamientos erróneos. Todo ello produce: poco alcohol, mucho ácido, poco pigmento, poco bouquet, cuerpo, etc. Las tachas se pueden corregir

2. -Defectos: Están originados por procesos físicos o químicos que añaden sustancias extrañas al vino y producen variaciones de aspecto, olor y sabor.

3. -Enfermedades: Son todos los cambios perjudiciales provocados por microorganismos. Se producen modificaciones en determinados componentes del vino causados por gérmenes y se forman sustancias nuevas indeseables. Estas sustancias indeseables pueden llegar hasta el punto de que el vino no sea apto para el consumo. Estos nuevos compuestos que aparecen en el vino también pueden evolucionar y obtener otros compuestos todos indeseables.

Como regla general siempre es más fácil prevenir defectos y enfermedades que corregirlos y curarlos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...