LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los Sumilleres pueden facturar a través de las Cooperativas de Trabajo

A muchos sumilleres españoles les preocupan sus obligaciones fiscales si se deciden por organizar catas de vino, ya que darse de alta en autonomos es excesivamente caro, si facturan más de 3000 euros al año.

Legislación del Vino | 2016-10-04 12:23:55


De conformidad a la legislación española, los Sumilleres para ingresos que no superen los 3.000 euros/anuales, podrán darse de alta en el IAE sin ningún tipo de coste. Es decir totalmente gratis. No tendrán que pagar autónomos pues para Hacienda ni para la Seguridad Social no existe “habituabilidad en el trabajo” al facturar por debajo de ese importe.

Lo único que sí que tendrán los Sumilleres que hacer es presentar su declaración trimestral de IVA, y el resumen anual, pues el IVA que cobren en la factura se ha de ingresar en Hacienda pudiendo compensar el IVA soportado con el IVA repercutido.

A partir de 3000/anuales existen cooperativas de trabajo que hacen más económico el poder facturar sin necesidad de pagar autónomos.

La práctica habitual de estas Cooperativas de trabajo es la siguiente:

1º- Solicitar el alta de socio en la Cooperativa de trabajo.

2º- Presentación de una serie de documentos y una pequeña cuota de adopción de 100€, 20€ de los cuales quedan como gastos de alta, y 80€ se aportan como capital a la sociedad (devolviéndose estos últimos en el momento de la baja). Después de eso, el Sumiller ya será socio.

3º- Cuando la Cooperativa de Trabajo recibe con la antelación suficiente, notificación por parte del Sumiller de que va a realizar una cata de vino, procede a dar de alta a éste en la Seguridad Social por los días de trabajo efectivo, para que así esté asegurado ante cualquier inspección de trabajo o accidente laboral.

4º- Acceso a un panel de gestión a través del cual el Sumiller podrá emitir facturas, que van a ir a nombre de la Cooperativa de trabajo. En este caso, y cómo es lógico todas las obligaciones fiscales son de la Cooperativa.

5º- La cooperativa cobra las facturas y en el mismo día que recibe el pago se lo notifica al Sumiller y le efectúa el pago de lo que "le toque percibir" una vez deducidos todos los gastos. El beneficio que obtiene el Sumiller por parte de la cooperativa son rendimientos del trabajo, como si estuviese trabajando por cuenta ajena para cualquier otra empresa.
 

En relación a este apartado 5º... ¿qué "le toca percibir" al Sumiller?

Para mostrar este proceso de forma más sencilla, lo haremos con un ejemplo.

Imaginemos que el Sumiller pertenece a la Red nacional de Sumilleres Catasdevinoentucasa.com y celebra una cata a domicilio para un usuario de esta Red.

En el supuesto de que su facturación sea superior a los 3.000 euros anuales, y cobra por este servicio 85 € más IVA, los pagos que ha de efectuar son los siguientes:

- 6% de comisión de la cooperativa = 5,1 €

- 10% de gastos societarios, destinados íntegramente a pagar el Impuesto de Sociedades en Hacienda = 8,5 €

- Retención del 2% del IRPF, a no ser que tengas otro trabajo por cuenta ajena, que en ese caso te recomendamos que nos indiques cuál es la retención que se te aplica en nómina, para que no haya problemas a la hora de realizar la declaración de la renta el año que viene por tener dos pagadores = 1,7 €

- Coste de los días de alta en la Seguridad Social (varían de 9,63 € a 45,88 € al día, que depende del importe de la factura y del tipo de trabajo) = 1 día a 9,63 €

Total a percibir por el Sumiller socio de la cooperativa = 60,07 €

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...