LLAMANOS 34 91 535 89 90

Tabanco El Pasaje. Una visita a la tradicional taberna de Jerez.

Desde el siglo XVII existen estos bares tan especiales. El nombre procede de la fusión de las palabras estanco y tabaco y dice la historia que inicialmente eran locales donde la gente iba a beber y a fumar.

Cultura del Vino | 2015-02-12 11:28:07


Con el paso del tiempo su esencia se ha ido matizando y se ha centrado más en dar cobijo a los vinos de Jerez, siendo un lugar de escape para los propios trabajadores de las bodegas.

El tabanco era el bar característico de Jerez, donde copeaban los parroquianos en interminables tertulias aliñadas con copazos de fino y oloroso. Los tiempos han cambiado y la figura del tabanco, conocido en Cádiz como bache y en San Fernando como güichi, ha desaparecido salvo algunas excepciones que existen en el centro de la ciudad como El Pasaje.

En Jerez bastan unos minutos para saber que la ruta del tabanco está por el centro. A muy poca distancia unos de otros, se puede hacer un recorrido de lo más interesante. Cada uno presenta sus peculiaridades: unos por antigüedad, otros por su estilo renovado, e incluso por su buena cocina, que de todo hay. Siempre, con un punto añejo, con solera, y con la sensación de que se entra en un museo del vino por encima de cualquier otra consideración.

El más clásico, sin duda, es El Pasaje. Data desde 1925 y parece haberse detenido en el tiempo, aunque con la habilidad de adaptarse a las necesidades del presente

El Pasajes es el más antiguo de los tabancos que existen en la actualidad. Cerró en 2010 para ser retomado por un abogado jerezano, Antonio Ramírez, que ese mismo año lo volvió a abrir restaurándolo y rehabilitándolo como tabanco. Un local muy singular, con una decoración interior que combina botas y diversos utensilios bodegueros con carteles de toros y un tradicional mostrador de madera que es toda una joya.

Como es tradición en este tipo de despacho, los vinos se venden directamente de la bota y se pueden comprar para llevar o beberlos en el establecimiento. Con ellos se acompañan tapas frías de chacinas y algunos guisos como las alcachofas al estilo del bar Juanito, la carrillada o las albóndigas al oloroso.

Actualmente y para la recuperación de estos espacios se ha puesto en marcha la Ruta de los tabancos de Jerez, un recorrido por los más antiguos establecimientos, en los que el visitante podrá apreciar  el patrimonio monumental y gastronómico regado con los mejores vinos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...