LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Te gusta maridar el vino con queso?.

Es uno de los maridajs estrella, pero no es tan fácil. Al igual que existen muchos vino también hay gran variedad de quesos y hay que acertar con el maridaje perfecto. Ahí van unas ideas.

Maridaje del Vino | 2015-08-12 14:21:00


Existe una variedad infinita de quesos en el mundo, con diferentes sabores, texturas y estilos. Por lo tanto hay que elegir también el vino adecuado para acompañar este manjar.

Hay que tratar de mantener el equilibrio entre los sabores y texturas del queso y el vino, al buscar la combinación de ambos. Nunca debemos olvidar el respetar y mantener intacto la identidad del vino, ya que se enfrenta ante la presencia de quesos amargos, salados, con especies.

Aquí reflejamos algunas de estas posibilidades.

QUESO PARMESANO

El queso Parmesano marida bien con los tintos jóvenes, como el Lambrusco, o con los blancos suaves.

QUESOS DE PASTA CREMOSA

Los quesos de pasta cremosa, como la Torta del Casar, Queso de la Serena o los quesos de Cantabria, es recomendable combinarlos con vinos tintos con cuerpo, vigorosos y de buen aroma como los vinos de La Rioja, Navarra y Cariñena.

QUESO DE OVEJA

Los quesos de oveja de pasta cocida, como el Ibérico, Manchego, Idiazábal, Roncal y Zamorano, combinan perfectamente con los vinos tintos con cuerpo como La Rioja, Ribera del Duero y Bierzo.

QUESOS DE PASTA BLANDA

Los quesos de pasta blanda, cerrada y untuosa, como el famoso queso Tetilla de Galicia, el también Gallego San Simón o el queso Mahón, maridan con vinos blancos jóvenes, ligeros y afrutados de Navarra, Penedés y en una combinación diferente, con vinos blancos de Galicia.

QUESOS DE PASTA AZUL

Los quesos de pasta azul, tales como el Valdeón, Cabrales, Gamonedo y La Peral, maridan con vinos tintos con cuerpo y fuertes, como los de La Rioja, Ribera del Duero, Priorato, Jumilla, Cariñena; también es buena combinación con vinos blancos jóvenes y secos y ácidos pero de potente cuerpo y buen grado alcohólico, e incluso un espléndido vino espumoso fresco, floral, con notas afrutadas y finas burbujas, cuya frescura liga y limpia perfectamente la potencia de los azules.

QUESOS DE PASTA BLANCA

Los quesos de pasta blanca, enmohecidos o amasados, como el famoso queso Asturiano Afuega'l Pitu o el Villalón de Castilla-León, maridan con vinos tintos nobles, afrutados y finos, como los de La Rioja y Ribera del Duero jóvenes, Valdepeñas o Bierzo.

QUESO GRUYERE

El queso Gruyere se complementa con el vino blanco semidulce, el Brie con el tinto, con el blanco afrutado, o también puede mantener una excepcional relación con el cava o cerveza liviana, al igual que el Camembert.

QUESO CHEDDAR Y QUESO FETA

Un auténtico idilio existe entre el queso Cheddar suave, con el vino tinto ligero y afrutado, con el blanco y el cava. El queso feta, que es muy popular en Grecia a nivel doméstico, casa con el vino tinto ligero y blanco frutal.

QUESOS FRESCOS

Los quesos frescos, tales como el famoso queso de Burgos, Abredo, Cassoleta o Mató, recomendamos casarlos con vinos blancos ligeros y secos, como Rueda o Penedés, que hacen gala de un intenso color y aroma penetrante a hayas y violetas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...