LLAMANOS 34 91 535 89 90

Un breve resumen de la Historia del Vino

Sería difícil encontrar una materia específica de nuestra cultura en la que el vino no se halla, directa o indirectamente, presente: las artes, la religión, las ciencias, la economía, la agricultura, etc.

Cultura del Vino | 2014-07-07 23:22:41


Situaremos la cuna de la viticultura en los territorios que rodean el Monte Ararat (desde aquí la vid se extendió primero por el Mediterráneo y más tarde, por todo el mundo).
Desde Transcaucasia, las vides viníferas llegaron a Mesopotamia, Fenicia y Egipto: Tres regiones donde encontramos claros testimonios de la cultura del vino desde el año 2.500 a C.

Más tarde alcanzó su esplendor en Grecia y Roma, en el cual aparece el vino como la bebida de los Dioses.
En esa época mítica del vino no se poseía aún el secreto de la buena elaboración de ahí que las ánforas de todas las formas y capacidades sirvieran para conservar y transportar el vino.

A pesar de no reunir las virtudes óptimas, fueran utilizadas hasta que la técnica del vidrio alcanzó el desarrollo suficiente para sustituirlas.

Algunos de aquellos clásicos vinos mediterráneos conservaban la joven burbuja del anhídrido carbónico (formada dicha burbuja durante la fermentación), por eso los romanos colocaban sus ánforas sobre un plato inclinado, de forma que el vino pudiese correr cuando los recipientes se abrían bajo la presión del anhídrido carbónico.

Los romanos extendieron el culto al vino por todo el Imperio al tiempo que implantaban el cultivo de la vid en el centro Europa hasta la costa Atlántica.

A partir del siglo VII con la expansión islámica se produce una crisis fundamental en los viñedos mediterráneos.

Desde ese momento tendrá mayor importancia la viticultura de Borgoña, Champagne, Flandes o incluso las de latitudes como Inglaterra, Dinamarca, etc.

Los auténticos señores de estas ciudades medievales imponen un nuevo criterio, el cual consiste en que en las posesiones de los monasterios, abadías y enclaves monásticos se establezcan zonas de producción vinícola, ejemplos de estos viñedos son los de Santo Domingo de la Calzada y del Clos Vougeot.

Con el desarrollo de la economía burguesa a partir del siglo XI en el Norte de Europa va a comenzar una nueva demanda del vino, lo cual supone inventarse nuevas zonas vinícolas y de esa forma se iniciará la futura fama de los viñedos de Burdeos.

Pero no sólo tenemos a los burgueses sino, que también los reyes cristianos impulsaran en toda Europa el desarrollo de la viticultura.

Venecia será en el siglo XV el centro de la exportación de los famosos vinos que se cultivan en las islas griegas.

En el siglo XVI los holandeses importarán gran cantidad de vinos destilados como aquellos que darán origen al brandy, desarrollándose así las primeras industrias de Cognac y de Armagñac.

A partir del siglo XVIII se van a preocupar de promocionar la implantación de las cepas adaptadas a cada terreno, perfeccionar las técnicas de vinificación y empezaran a experimentar las artes de la crianza.

Gracias a todas estas preocupaciones los holandeses conquistarán el mercado británico y comenzará un futuro prestigio para los tintos de Burdeos.

A mediados del siglo XIX la viticultura española debe plantearse una modificación en todos los aspectos de dicha materia, es decir, deben seleccionar las variedades viníferas idóneas para la producción de calidad, identificar y elegir los mejores viñedos, mejorar los métodos de elaboración y de crianza e incluso abrir los mercados frente a una competencia implacable.

Paralelamente, el sabio Louis Pasteur inició una serie de estudios sobre los procesos de fermentación, así como enfermedades que lo alteraban, y con ello se dio origen al origen de la moderna Enología.

En España se supo aprovechar algunas investigaciones realizadas por Pasteur sobre la crianza y a mitad del siglo XIX nacen algunas de nuestras bodegas históricas: tales como las bodegas en la Rioja.

El siglo XIX fue un siglo muy importante para nuestras vides hasta que sobre 1.880 casi todas las vides sufrieron los azotes de numerosas plagas, como por ejemplo la filoxera que causó la ruina de muchas de nuestras familias y de nuestros vinos.

El siglo XX trae consigo una renovación ideológica y tecnológica de la cultura del vino a fin de devolverle su merecido prestigio.

Dentro de las ideas renovadas podemos hablar de los modernos equipos de fermentación a temperatura controlada, las cubas de acero inoxidable que permiten la elaboración de vinos más aromáticos, las levaduras seleccionadas que permiten la más pura fermentación de los vinos espumosos.

Hoy en día podemos decir que nuestros vinos se han ganado el respeto y el interés de los grandes mercados internacionales.
 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...