LLAMANOS 34 91 535 89 90

Un Plan Director Urbanístico impulsará el enoturismo en Cataluña

El objetivo del nuevo PDU es facilitar un marco urbanístico para potenciar y gestionar el enoturismo, como actividad centrada en conocer el paisaje de los viñedos, la arquitectura de las bodegas y el proceso de elaboración del vino o el cava.

Enoturismo | 2015-01-20 16:54:41


Su ámbito de aplicación serán los territorios comprendidos en las diez Denominaciones de Origen (DO) catalanas, y buscará la colaboración del sector vitivinícola y la coordinación con los otros sectores de actividad del territorio

El director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Agustín Sierra, ha clausurado hoy la jornada de participación sobre el futuro Plan director urbanístico (PDU) de enoturismo, que abarcará los territorios comprendidos en cualquiera de las diez Denominaciones de Origen (DO) catalanas. La sesión, que ha tenido lugar en Vilafranca del Penedès, se ha dirigido a presidentes de consejos comarcales, presidentes y alcaldes de las DO, así como asociaciones vinculadas al mundo vitivinícola.

El PDU de enoturismo es uno de los 13 que está impulsando el Departamento con la voluntad de aprovechar las herramientas del planeamiento urbanístico para estimular sectores de actividad local y potenciar recursos naturales para el desarrollo económico y social. La tramitación de cada uno de estos planes se acompaña de un amplio proceso de participación ciudadana y concertación con el territorio, a fin de conocer sus necesidades de primera mano.

Potenciar el turismo vitivinícola

El objetivo del nuevo PDU será facilitar un marco urbanístico adecuado para potenciar y gestionar el turismo basado en el conocimiento del paisaje de los viñedos, la arquitectura de las bodegas y el proceso de elaboración del vino o el cava. Uno de sus puntos claves será el establecimiento de una regulación urbanística que entienda las diferencias del territorio.

Actualmente, la regulación de estas actividades e instalaciones se limita al ámbito territorial de cada municipio, por lo que se pueden encontrar parámetros reguladores de ocupación máxima de las instalaciones o techo máximo muy diferentes en territorios de idénticas características en cuanto a su actividad agraria, población vegetal, paisaje y topografía.

El objetivo es, por tanto, fijar ámbitos territoriales más amplios, a efectos de regulación urbanística de una actividad que se extiende en idénticas condiciones para un territorio mucho más amplio que el del término municipal y, incluso, que el de la comarca. Hay que tener presente que los viñedos de las DO abarcan una superficie aproximada de 50.500 hectáreas.

El PDU deberá velar para potenciar y aprovechar los recursos de cada área sin perjudicar la calidad paisajística, regulando las construcciones que son necesarias para la actividad de enoturismo. Así, en cuanto a los usos, se considera importante fomentar su potencial turístico, haciendo posible el desarrollo de actividad hotelera, comercial, museística y de restauración vinculada y estableciendo la regulación necesaria para su adecuada integración.

Colaboración con el sector y el territorio

La redacción de este PDU requiere la colaboración del sector productivo vitivinícola para establecer los parámetros que permitan dar soporte a su actividad sin banalizar los valores del paisaje y del territorio en que se apoya. La actividad turística y la producción agraria, pues, deberán ser proporcionales. Por otra parte, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad buscará la coordinación con otros sectores de actividad que también operan en el territorio.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...