LLAMANOS 34 91 535 89 90

Un viaje para disfrutar del vino de la variedad Monastrell.

El 85 por ciento de la producción amparada bajo la D.O de Bullas es de la variedad Monastrell. Visitar esta comarca es adentrarse en la cultura y tradición que han hecho de esta variedad una identidad.

Enoturismo | 2015-11-23 10:40:50


La DOP Bullas es una joven zona productora que ha conquistado los principales mercados del mundo como son EEUU, Reino Unido, Japón, Alemania, Rusia, China, Holanda y Dinamarca entre otros, a los que se destina el 50 por ciento de la producción. Sus vinos han sabido adaptar su oferta a un mercado diversificado y competitivo y las bodegas han apostado por un control exhaustivo en la producción, consiguiendo de esta manera vinos de alta calidad, con el sello diferenciador de la Monastrell.

La zona productora inscrita en el Consejo Regulador alcanza las 1.800 hectáreas de viñedo con una producción anual media de cinco millones y medio de kilos de uva y un censo de más de 300 viticultores.

El 85 por ciento de la producción amparada bajo esta denominación es de la variedad Monastrell, que se adapta a las condiciones del medio y aporta interesantes características a los vinos.

En España es la segunda variedad más importante de uva tinta después de la tempranillo (denominación que recibe en La Rioja, Navarra y casi toda Castilla y León; en Zamora tinta de toro y en Castilla la Mancha cencibel) y fue, en su día la más importante en Provenza y Cataluña, pero esta última intercambió con Alicante la garnacha o giarnaccia que se aclimató mejor allí.

Este tipo de uva es conocido internacionalmente por el nombre francés: Mourvèdre (derivado de Morvedre, antiguo nombre de la localidad valenciana de Sagunto. En el Nuevo Mundo también se la llama Mataro (y, a veces Esparte), nombre procedente del pueblo de Mataró en Cataluña. En algunas regiones de Francia es todavía conocida por el nombre de Estrangle-Chien (estrangulaperros). En Alicante fue llamada Vermeta (bermeja) o Monastrell indistintamente.

Otras variedades que se cultivan en la D.O de Bullas son la Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Petit Verdot y Garnacha para los tintos y rosados, y Macabeo; Malvasía y Airén para los blancos.

Para el viajero que se acerca a esta comarca a disfrutar de la autenticidad del vino y la afinidad de la tierra con la uva monastrell, lo mejor es informarse sobre La Ruta del Vino de Bullas la cual  ofrece conocer su amplia riqueza cultural asociada al vino, que ha influido en el entorno, patrimonio y personalidad de la localidad, favoreciendo el respeto de sus valores históricos y ayudando a consolidar un modelo de desarrollo sostenible en la zona.

La Ruta del Vino de Bullas cuenta con alrededor de 20 empresas y entidades asociadas, entre las que se encuentran bodegas, restaurantes, alojamientos y tiendas especializadas. Asimismo, los diversos museos, monumentos, parajes naturales y manifestaciones artesanas de la Ruta te permitirán sumergirte en un ambiente especial y sugestivo, así como conocer de primera mano la amplia tradición vitivinícola de las tierras altas de la Región de Murcia.

El Museo del Vino es el principal punto de referencia. Instalado sobre una antigua bodega tradicional de grandes dimensiones, cuenta con 2 plantas: la de los antiguos jaraíces y la bodega, en la que destacan las bóvedas de crucería perfectamente conservadas.

Y lo mejor para disfrutar del vino monastrel, el maridaje con productos y gastronomía  típicos de la zona. La gastronomía típica de Bullas responde a las características geográficas, climáticas y culturales de la zona. Cuenta con una gran variedad de platos tradicionales, entre los que destacan el ajoharina, el empedrao (arroz con alubias, pimientos y bacalao), el arroz con conejo, las migas y las patatas en llanda.

Entre los aperitivos y ensaladas no olvides probar el rin ran, los minchirones y la pimpirrana. Y entre los postres, las torrijas de Bullas, únicas en su género.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...