LLAMANOS 34 91 535 89 90

Un vino de lujo para el postre…Fondillón alicantino.

¿Qué tipo de vino elegir para el postre?. Los especialistas recomiendan vinos dulces y con cuerpo de los cuales tenemos una muy buena representación en España. Te presentamos un vino de lujo para que acompañes el postre. El Fondillón de Alicante.

Cultura del Vino | 2015-03-12 10:59:45


El vino fondillón es un vino único, se ha elaborado artesanalmente durante siglos en esta zona, pero por desgracia, actualmente sólo unas pocas bodegas lo comercializan. Aunque originalmente es un vino con cierto enranciamiento, el Fondillón se parece más a un “vintage” de Oporto.

El nombre de fondillón proviene de la palabra fondo y se refiere a cantidad de pez que se acumulaba en el fondo del barril, mayor a más edad del recipiente; barriles que una vez vacíos se utilizaban por la cantidad de lías que tuviesen, de tal forma que al rehenchirlos o volverlos a llenar, tendían a hacer un fondillón parecido, en aromas y textura, al que habían albergado.

El vino fue poco a poco creándose su propia leyenda y fama mundial. Fue un vino que no faltaba en las mesas de reyes y príncipes, durante toda una época, desde el Renacimiento hasta finales del siglo XIX y principios del XX. Fue un vino explorador y literario. Toneles de vino fondillón se encontraban el la bodega del buque en el que Juan Sebastián Elcano dio la vuelta al mundo. El mismo Shakespeare lo nombró en alguna de sus obras.

El vino fondillón es un capricho en sí mismo, y un buen acompañamiento puede ser una delicia. Es un vino que se suele concebir para el postre. Esta razón de ser, es por lo largo de su posgusto y disfrute que lo hace ideal para las sobremesas, conversaciones, etc. Pero también por su armonía con dulces y postres especiales.

Es el único vino que combina a la perfección con el chocolate puro: al no ser dulce, le da protagonismo al azúcar, y mantiene su potencia sin encubrirla.

Por otra parte, también combina con los toques lácteos o de frutas de otros tipos de chocolates (blanco, con leche, con almendras); su toque a frutos secos ensalza el producto. Igualmente con cualquier postres que cremas tostadas, nata o merengue, etc. combinará muy bien. De hecho está la clásica anécdota del Fondillón mojado con galletas de las que gozaba Luis XVI, conviertiéndolo en su conjunto, en un postre de élite.

En el caso de los Fondillones más jóvenes también pueden ayudar a maridar con pasteles de frutas, bizcochos, panetones, mocas, etc.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...