LLAMANOS 34 91 535 89 90

Uruguay aprende a potenciar el enoturismo.

Los vinos uruguayos han evolucionado de forma delicada y artesanal, acompañando la cultura del vino que lo entiende como una experiencia sensorial. El turismo del vino en Uruguay gana adeptos cada día.

Enoturismo | 2016-02-08 17:14:22


A pesar de ser tan pequeño, es uno de los grandes productores de vino de Sudamérica, junto a Chile y Argentina. La ascendente producción vitivinícola, es uno de los casos de reconversión agroindustrial de la economía uruguaya. Los Caminos del Vino creado en el año 2005, hoy está integrado  por 15 bodegas de todo el país, 10 de ellas ubicadas en Canelones.  El enoturismo o turismo enológico en Uruguay, se caracteriza por estar basado en empresas de tipo familiar . En cuanto a la participación del estado ha sido escasa, apoyando con carteleria y señalectica en  rutas y material promocional.

Muchas de las bodegas son espacios de degustación, para visitar y conocer el complejo proceso de elaboración del vino, a veces incluyendo restaurantes, alojamiento y hasta espacios de arte.

Con sus vinos, Uruguay ha sabido posicionarse y colocar a la uva tannat como cepa identitaria del Uruguay. La tannat llegó a Salto, en el norte del país en 1860, llamándose entonces harriague, apellido de Don Pascual, un vasco-francés que se instaló en la zona. Harriague llegó a cultivar 200 hectáreas de tannat en la zona de Salto, obteniendo ya por entonces importantes premios internacionales y exportando vino hacia Francia en toneles de madera de roble.

El tannat es la pasión del viticultor, del enólogo y de todos los uruguayos arraigados. Tanto amor se pone en este vino, único e inconfundible, que concentra toda esa energía para deleitar con su color rojo muy oscuro, morado, azul o negro, su olor intenso a fruta, tabaco y cuero, su sabor a taninos maduros, su boca amplia y untuosa, su temperamento fuerte, siempre apacible y afable.

Las bodegashan sabido ver a tiempo el potencial de la atracción de visitantes que tiene el enoturismo y ha aprendido rápido de países vecinos como Argentina o Chile. Las bodegas se encuentran en distintas zonas del país (Montevideo, Canelones, Maldonado, Salto y Rivera) y juntas forman en esencia una pluralidad de ofertas para los visitantes que busca promover las distintas regiones vitivinícolas del país y sus centros de atractivo de interés turístico. Esta diversidad, viéndola como la capacidad del público en general de poder conocer cada establecimiento, sus particularidades e historias es el motor de cada participante y la razón de ser de la Asociación

Hacer enoturismo en Uruguay es un inolvidable viaje al mundo del vino, y conocer desde el proceso de elaboración hasta los principios de cata, disfrutando también del arte, la historia, la cultura y la naturaleza. Durante su recorrido por el camino del vino tendrá la oportunidad de saborear excelentes vinos acompañados de platos dignos de una gastronomía tradicional y creativa distinguida, y en un entorno magnífico de paisaje.

 


 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...