LLAMANOS 34 91 535 89 90

Uva Parellada, baja graduación y finura.

La Parellada aporta poca graduación y mucha finura a los vinos. La sensación es aérea y frágil en sus monovarietales, destacando las notas de fruta ácida. A pesar de su aparente poca estructura también es portadora de longevidad en maduraciones muy completas que se pueden conseguir incluso por debajo de los 11% vol.

Cultura del Vino | 2015-07-14 14:12:38


La variedad de la Parellada parece tener sus orígenes en el noreste de la Península Ibérica, más concretamente en tierras catalanas, habiendo disfrutado de su mayor florecimiento y máxima expansión en torno al siglo XVI.

Precisamente de esta centuria nos llegarían las primeras referencias escritas a través de diferentes sinonimias locales que no han pervivido más que en las mismas fuentes de la literatura ampelográfica de entonces. Una de ellas, del siglo xv, es la del viticultor Jaume Roig, quien fuera premiado por la elaboración de un cierto blanco «Montòned» muy apreciado por el rey Juan II.

La Parellada es un cepa de porte horizontal y aspecto arbustivo, con brotes poco erguidos y que se inclinan hacia el suelo. Los terrenos de preferencia para su cultivo son aquellos con cierta altura y que favorecen una mejor síntesis de aromas. La poda que se le práctica es corta.

De maduración tardía, es fértil con elevados índices de productividad. En relación a las plagas y enfermedades propias de la vid, los principales ataques los sufre por parte de la polilla; no obstante, la piel gruesa de sus bayas la convierte en una especie resistente a la botrytis.

El caldo de tipo monovarietal obtenido a partir de ella suele ser para consumo joven, de un color amarillo pálido, con baja graduación alcohólica y altos niveles de acidez; igualmente se caracteriza por su poca intensidad aromática que han sido definida como floral y en ocasiones levemente afrutada.

Aunque su mayor concentración continua estando en las viñas catalanas, otras zonas vinícolas se han hecho eco de sus virtudes para la producción vinos no solo espumosos.

No obstante, la producción de la cepa ha sido tradicionalmente destinada para su uso en mezclas, especialmente de vinos espumosos —cabría reseñar a este respecto que es la Parellada parte integrante de la popularmente llamada «triada del cava» y en la que acompaña a las variedades Macabeo y Xarel-lo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...