LLAMANOS 34 91 535 89 90

Uvas en Nochevieja. De la sobreproducción a la tradición centenaria.

España, uno de los mayores productores de vino del mundo, acaba el año con la tradición centenaria de comerse 12 uvas. ¿Pero sabes cuál es el origen de esta tradición.?.

Cultura del Vino | 2015-12-30 12:19:43


Es uno de los rituales más arraigados entre los españoles y más seguidos. Como cada año, la puerta del sol se viste de sus mejores galas. La plaza es ocupada por un ambiente festivo, pelucas de colores y cotillón. Casi todas las televisiones y presentadores de diversos canales ya han ocupado su lugar para la retransmisión de las 12 últimas campanadas del año.

Hay algo que todos o al menos una mayor de españoles haremos en esos últimos segundos del año. Comernos 12 uvas. Quizás cabe esperar una tradición así en un país donde la uva forma parte de nuestra cultura a lo largo de los siglos y es el mayor productor vitivinícola del mundo. ¿Pero cuál es en realidad el origen de tan curioso ritual?.

En realidad, esta tradición no atiende a hechos culturales o religiosos en sí, si no económicos. Por ello, las uvas en Nochevieja es una costumbre relativamente reciente, si atendemos a la antigüedad que pueden tener otras tradiciones similares e igualmente arraigadas dentro del folclore español.

Hay varias teorías entorno a cuando tiene comienzo el ritual, pero hay datos que confirman que a finales del siglo XIX, la aristocracia española despedía el año tomando uvas y Champange. Algunos madrileños para satirizar a la burguesía decidieron ironizar esta tradición acudiendo a la Puerta del Sol para comer uvas acompañados del sonido de las campanadas.

Sin embargo, la que tiene más fuerza es la de la sobreproducción de uva. En el año 1909, los agricultores murcianos y alicantinos tomaron una curiosa medida para dar salida a un excedente de uva, ya que había habido una gran producción. Los agricultores comenzaron a vender las uvas como uvas de la suerte. Las uvas comenzaron a ser símbolo de la abundancia para el año próximo, y desde entonces se implantó la tradición de comer doce uvas al son de las campanadas pidiendo deseos.

Hoy pocos son los que no dan la bienvenida al Año Nuevo con 12 uvas, una tradición que se ha extendido sobre todo por otros países de habla hispana.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...