LLAMANOS 34 91 535 89 90

Viñedos de altura en Cayafate.

El Vino Torrontés de Cafayate es considerado único en el mundo por las esenciales características del lugar, clima, suelo, altura, humedad y método de elaboración.

Blog del Vino Argentina | 2015-11-30 10:16:30


La vitivinicultura posee una larga tradición en la provincia de Salta. Las primeras viñas fueron traídas por los Jesuitas desde Perú en el siglo XVIII, al pueblo de Molinos, allí hubo 200 hectáreas de viñedos, ya ausentes.

En toda la provincia de Salta y Cafayate, los bodegueros destinaron las tierras más altas a las cepas más finas. Encontraron un territorio con la altura óptima para los viñedos, terrenos con pendientes ideales sobre un suelo de piedras y arena perfectamente drenado con el agua de las montañas.

El clima es igualmente favorable. En las montañas de Salta el sol hace su presencia unos de 350 días al año. La altitud también beneficia una amplitud térmica importante entre el día y la noche. Todo ello favorece la maduración de las viñas y dota al vino de importante personalidad. La amplitud térmica alarga el ciclo vegetativo de las vides, que producen vinos con gran concentración de fruta, color, taninos y madurez fenólica. La viticultura orgánica y biodinámica está facilitada por la falta de humedad. Los viñedos no necesitan protección o curaciones con productos químicos.

El vino estrella de Cafayate es el Torrentés, que le ha dado a la provincia fama mundial. El Torrontés es un vino amarillo claro que ocasionalmente desarrolla matices dorados y verdes. Su aroma recuerda a rosas, jazmines y geranios. En boca aparecen los sabores de ensalada de fruta pura, a veces con toques de orégano o miel. Si bien sus aromas anticipan un vino dulce, su sabor revela una fresca acidez.

Ruta del Vino de Salta, unos 200 km a través de los cuales podremos degustar las cualidades de los “vinos de altura”, viñedos que están situados, entre los 1600 metros, sobre el nivel del mar en Cafayate, hasta más de 2400 en las cercanías de Molinos, lo que le concede al vino un gran carácter, fuerte personalidad y alta calidad con fragancias, coloridos y sabores únicos.

El pueblo de Cafayate aún conserva las características de su arquitectura colonial y el visitante puede disfrutar de pasear por sus calles y admirar su iglesia, su plaza arbolada y florida y museos llenos de siglos de historia.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...