LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino alemán, conoce el norte vitivinícola de Europa.

Alemania está entre los grandes productores de vino en junto con Francia, Italia y España, sus vinos están influenciados por el clima y sus regiones marcan la frontera norte de la viticultura en Europa.

Cultura del Vino | 2016-04-13 13:22:23


El clima frío del norte de Europa hace difícil la maduración de la uva, por ello, excepto dos en el este del país, todas las demás regiones vinícolas de Alemania se  hallan en el sur y el suroeste, bajo las influencias del clima de la Corriente del Golfo que llegan desde el oeste y del clima seco continental. Las regiones vitivinícolas buscan así defecto que se compensa buscando emplazamientos con mayor insolación.), siguiendo los meandros de los valles fluviales, en particular el Rin y sus afluentes como el Mosela. Las otras denominaciones de origen restantes se encuentran en el sureste del país en la antigua Alemania oriental.

Las mejores laderas, elegidas para la insolación y la proximidad de los ríos, gozan de un microclima que favorece un calor constante, lo cual permite una mejor maduración de la uva. Alemania produce esencialmente vinos blancos, que conservan su frescura y elegancia durante varios años. Los mejores vinos alemanes se han ganado su lugar en el palmarés de los mejores vinos del mundo. Las uvas (en especial las blancas) son menos dulces que las que crecen en los países vecinos del sur de Europa y dan  vinos delicados con un reducido contenido de alcohol.

La superficie productiva es de aproximadamente 99.488 ha lo que supone alrededor del 3% de la superficie cultivada en Europa. Si bien que dicha superficie, comparada con la de España, primer país del mundo en superficie cultivable, o con las de Francia e Italia, puede decirse que es pequeña. Sin embargo, esta extensión de área cultivable le permite conservar y comercializar vinos con sus propias variedades autóctonas, así como, las 13 denominaciones de origen.

Dentro de las variedades de uvas más comunes que nos podemos encontrar en los caldos germanos son las uvas blancas que representan más del 80% de los viñedos alemanes. La más célebre es, sin duda alguna, la riesling. Este tipo de vino llegó a ser realmente muy apreciado durante el siglo XIX convirtiéndose en uno de los más caros del mundo.

Otra de las variedades más abundante es la müller-thurgau, híbrida de la riesling, de calidad algo inferior. Otras cepas blancas son la ruländer, la pinot blanc, la gewürztraminer y la sylvaner. Entre las cepas tintas, mucho menos importantes, podemos mencionar la spätburgunder, pinot noire, la lemberger y la dornfelder.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...