LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino caliente para combatir el frío.

El vino también forma parte de las recetas navideñas, sobre todo en Centroeuropa para combatir el frío y dar la bienvenida a la navidad.

Cultura del Vino | 2015-12-01 18:03:35


Las recetas de vino caliente son propias del norte y centro de Europa. En España gozamos de buen clima y no son populares, aunque en invierno se agradecerían estas recetas en algunas provincias.

El vino caliente es muy apreciado en los países germánicos, conocido como Glühwein, sobre todo en los mercadillos de navidad típicos en Alemania, Alsacia, Austria, Suiza, Bélgica y Países Bajos, Polonia, República Checa y Rumanía.

Quien lo prueba por primera vez sentirá el impacto de un sabor fuerte y distinto al vino tradicional pero hay que reconocer que cumple perfectamente con su función: calienta el cuerpo y alegra el alma y por eso no resulta extraño que, a pesar de las bajísimas temperaturas, la gente pasee por las calles, recorra los mercadillos y disfrute a la intemperie durante varias horas.

Habitualmente el vino especiado se prepara con vino tinto, aunque existen versiones de otros colorines, e incluso sin alcohol, con zumo de manzana por ejemplo. Se añade azúcar o miel, y una serie de especias al gusto o tradición de la zona: canela, cardamomo, clavos de olor, anís estrellado, cáscara de naranja, nuez moscada, vainilla, etc. En algunos lugares se enriquece también con algún licor como ron.

En Francia llamaban 'vino a la francesa' a un vino caliente y azucarado aromatizado con canela que se servía en los albergues a finales del siglo XIX. Desde los Alpes, el vino caliente llega a Italia, donde se le conoce como 'vino quemado.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...