LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino, cerveza, destilados y efectos positivos en la salud.

Es un hecho claro y notorio que beber vino con moderación tiene un efecto protector para la salud. Veámos en este post las razones en las que baso esta afirmación. Autor: Myriam Narvaez

Vino y Salud | 2016-04-29 20:00:27


Debido a que la mayoría de estudios se refieren al consumo moderado de bebidas alcohólicas, surge el interrogante, de si son todas las bebidas alcohólicas las que poseen el efecto protector, o solo algunas de ellas. Y esto tiene su explicación, porque no solo el etanol puede tener efectos fisiológicos sobre el organismo, sino también otro tipo de moléculas bioactivas.
 
Como era de esperase, hay estudios que encuentran que el vino es superior a la cerveza en su efecto protector, y otros que no encuentran tales diferencias.
 
Este tipo de hallazgos se repiten en dos meta análisis realizados en el 2002 y otro más reciente en el 2011, sin embargo, lo que si parece ser un hallazgo constante, es que el vino y la cerveza son superiores en su efecto protector al obtenido con los destilados.
 
 
En un reciente estudio del 2013 “Efectos de los diferentes tipos de bebidas alcohólicas en el sistema cardiovascular”, reitera que el vino es superior a la cerveza y los destilados, tanto en la mortalidad cardiovascular, así como en la mortalidad total. El mecanismo implicado parece ser un mayor efecto antioxidativo y antiinflamatorio.
 

 
Y esto tiene su razón de ser, puesto que los principios bioactivos del vino en la salud, parecen ser no solo el etanol, sino también los polifenoles, que brindan al vino y en menor medida a la cerveza, un efecto sinérgico o sumatorio en su actividad protectora. 
 
 

 


 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...