LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Vino con aromas exóticos?.

En el vino se pueden encontrar aromas frutales que son difíciles de identificar. Algunos de estos aromas tienden a ser exóticos o tropicales. Te guiamos por algunos de estos aromas.

Cata de Vino | 2015-12-11 10:07:43


En el vino es común hablar entre los profesionales de Tioles varietales por ejemplo.

Estos aromas se encuentran en la uva como precursores sin olor vinculado a un aminoácido (cisteína) o al glutatión. Se encuentran principalmente el 3-mercapto-hexanol (3MH) con sabores que recuerdan  pomelos, cítricos y frutas exóticas, y el acetato de 3-mercaptohexilo (a-3MH) recordando  las frutas tropicales y el 4-mercapto-4-metil-2-uno o 4MMP con sabor de boj o de orina de gato.  Son los aromas de los vinos blancos de Sauvignon y Colombard, pero también se encuentra en los vinos tintos o rosados de Merlot, Syrah, Garnacha, de Négrette y Malbec.

Algunos de los aromas exóticos son:

Piña: cuando se habla de frutas tropicales se habla, sobre todo, de la piña el butanoate de etilo y el butirato de isoamilo son las moléculas responsables de este aroma. Se suele encontrar en vinos jóvenes para luego desaparecer con el tiempo, es también un aroma principal en los blancos licorosos afectados por el hongo botrytis cinerea, se destaca en los vinos elaborados con la variedad semillon. En la Alsacia se deja dominar por el litchi en la gewurztraminer y aparece de forma más marcada en lagunas vendimias tardías en algunos riesling combinándose con notas de cítricos.

Sauternes, Jurancon, gewurztraminer y tokay-pinot gris en Francia, licorosos austriacos, húngaros y australianos son algunos vinos que albergan este aroma.

Plátano: El aroma a plátano canario maduro resulta el más fino y aromático de todos los plátanos. Es un olor característico en muchos vinos, en vinos tintos nuevos como el beaujolais noveau (sale en noviembre y huele intensamente a frambuesas y plátanos) o en vinos tintos de maceración carbónica de Álava y del Ampurdan. El aroma es producido por el acetato de isoamilo, también aparecen notas de caramelo inglés y de laca de uñas pues el acetato de isoamilo deriva directamente de los alcoholes amílico e isoamílico cuyo olor está cercano al disolvente de laca de uñas.

El aroma a plátano es un aroma que se origina a raíz de la fermentación, por eso es considerado un aroma secundario, las fermentaciones a baja temperatura favorecen su aparición. Las levaduras son las encargadas de transformar los alcoholes amílico e isoamílico en acetato de isoamilo. Las  variedades que se suele desarrollar son la gamay, tempranillo, merlot, garnacha y syrah y las variedades blancas como la chardonnay y chenin blanc también pueden desarrollar este aroma.

Litchi: el litchi se percibe en vinos maduros, su matiz se aproxima al higo fresco con notas de la gama terpénica (flores y uva fresca).

Se encuentra en gewurztraminer alsacianos en unión del litchi con la rosa. En añadas cálidas permanece más la fruta y al contrario en añadas más suaves se resaltan las notas más florales. Lo encontramos en gewurztraminer, en tokays de pinot gris y en licorosos austriacos

Melón: Sale sobre todo en  chardonnay australianos, en licorosos austriacos elaborados con las variedad welschriesling, Bouvier y, a veces, en la chardonnay. Es un aroma a melón maduro del tipo “Cantaloup”. También se nos muestra en algunos tokaji húngaros.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...