LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino de Jerez, un vino cultural.

El vino de Jerez es algo único en el mundo y estas tierras andaluzas vinculan gran parte de su cultura a la elaboración de este vino tan especial.

Cultura del Vino | 2016-08-02 12:04:13


Los vinos de Jerez son el resultado de la impronta dejada en esta tierra  por culturas muy diversas y, a veces, de orígenes muy lejanos. Civilizaciones distintas que, seducidas por esta tierra, han ido sedimentando su aportación a un producto que es, por encima de todo, cultural.

Conocer la historia es fundamental para entender adecuadamente la verdadera personalidad de los vinos de Jerez. Porque la historia del Marco de Jerez es la historia de sus vinos.

Los vinos de jerez tienen un pasado remoto, ya que en textos se recoge que las vides jerezanas fueron traídas a la región por los fenicios alrededor del año 1100 a.C. Los yacimientos arqueológicos de origen fenicio del Castillo de Doña Blanca, situados a 4 kms. de Jerez y en los que se han descubierto varios lagares para la elaboración de vino, confirman que fueron los mismos fundadores de la antigua Gades (Cádiz) los que trajeron hasta nuestras tierras el arte de cultivar la vid.

Desde entonces el vino de Jerez ha estado siempre presente en la historia de la región, sobre todo en la época floreciente de los descubrimientos. El descubrimiento de América iba a abrir nuevos mercados y con ellos un floreciente negocio. Era la época de los grandes viajes y los descubrimientos geográficos. Una serie de hitos históricos que fueron compartidos con vino de Jerez, como lo atestigua la compra de 417 odres y 253 toneles de vino de Jerez por parte de Magallanes para su largo viaje, que convirtió a nuestro vino en el primero en dar la vuelta al mundo.

El siglo XIX también supuso un paso importante. El Jerez tal y como lo conocemos. La definitiva abolición del Gremio de la Vinatería supuso un fuerte impulso para la  producción y el comercio de vinos y, lo que es más importante, una conformación definitiva de la identidad de los vinos del Marco.

La posibilidad de almacenar vinos de diferentes cosechas y la necesidad de abastecer al mercado con una calidad estable da lugar a una de las aportaciones fundamentales de la vinatería jerezana: el sistema de soleras. Por otra parte, al prolongarse el tiempo en el que el vino se mantenía en las barricas o botas, la fortificación pasa de ser un mero medio de estabilización a convertirse en una práctica enológica; la adición de aguardiente vínico en distintas proporciones da lugar así a la amplia tipología de vinos de Jerez que hoy conocemos.

Hoy en día visitar las bodegas, auntenticas catedrales del vino en Jerez y realizar catas de vino, charlar con las gentes de la comarca en los tabancos y dejarse guiar por las rutas del vino es una forma de aprender de la cultura de esta región desde hace 3000 años.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...