LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino de licor. La crianza reductiva y la crianza oxidativa

El vino de licor es el producto que contiene un grado alcohólico adquirido superior o igual a 15% vol. e inferior o igual a 22% vol. No obstante, un estado, para su mercado interno, puede aplicar un grado alcohólico adquirido máximo superior a 22%, siempre que sea inferior o igual a 24%.

Cultura del Vino | 2014-07-29 10:55:36


El vino de licor se elabora a partir de mosto de uvas y/o vino (incluyendo el mosto de uva parcialmente fermentado), al cual se adicionan, solos o en mezcla, destilados, aguardientes o alcohol de origen vitivinícola.

Pueden agregarse uno o varios de los productos siguientes: mosto concentrado o caramelizado de uvas, uvas frescas sobre maduradas o pacificadas, mistela, caramelo.

Diferencias de una crianza reductiva y una crianza oxidativa

Crianza oxidativa: Maduración del vino en la barrica, al abrigo de las grandes oxidaciones, pero no completamente aislado de una moderada oxidación que le ayuda a evolucionar y envejecer.

La crianza oxidativa se produce cuando el aire que atraviesa los poros de la barrica o de la bota llega al vino. La madera de roble nueva tiene los poros más abiertos, favoreciendo la crianza del vino. La oxidación se produce también durante los trasiegos. La crianza oxidativa añeja más rápidamente el vino, que adquiere así los aromas y sabores del roble.

Crianza reductora: La crianza reductora se caracteriza por una total ausencia de oxígeno, o una reducción drástica del contenido de éste en el vino. Esto se traduce en una reducción del potencial redox del vino.

Este tipo de crianza suele encontrarse en algunos vinos blancos, que han sido elaborados al abrigo del aire, y que posteriormente han sido embotellados en atmósferas reducidas con gas inerte. Uno de los objetivos perseguidos mediante esta vía de elaboración es prolongar la vida y la persistencia de los aromas varietales del vino.

Los vinos que se envejecen con el proceso reductivo están cerrados en su envase y no tienen contacto con el oxígeno. Estos son más suaves y tienen menos taninos. Los vinos que se envejecen con el proceso de oxidación se maduran en barricas de madera y están poco expuestos a oxígeno. Estos son más viscosos e intensos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...