LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino en Grecia, la herencia de la tradición vitivinícola.

El arte de la vinificación y, sobre todo, la presentación de las cosechas en vasijas con la decoración artística proceden de Creta, Ática y Rodas.

Cultura del Vino | 2016-08-18 11:24:04


Fue entre los siglos XIII y XI a.C., cuando los viñedos se desarrollaron de manera más significativa. El cultivo de la viña se practicaba de manera muy parecida a la de hoy, con las cepas alineadas en filas paralelas. La poda se hacía de forma diferente, según las cepas, el suelo y la fuerza del viento.

Sin embargo, durante los siglos que duró la dominación otomana, vid y vino pasaron a ser meros productos agrícolas locales. Tras la dominación turca, Grecia volvió a ser una nación soberana, moderna pero debilitada. Aparte de los problemas económicos, tuvo que enfrentarse a dos Guerras Mundiales y a una cruenta guerra civil.

Los viñedos griegos se extienden sobre 165.000 ha, entre 33º y 40º de latitud norte. El calor relativo de esta zona queda atemperado generalmente por la influencia del mar y por la altura. Las condiciones climáticas son bastante constantes. Los suelos son pobres, rocosos, contienen caliza, esquisto, mantillo, arcilla y arena. En algunas islas hay un subsuelo volcánico de piedra pómez.

La gama de vinos griegos es amplia, blancos secos, tintos, moscateles dulces, tintos generosos e, incluso, espumosos. La producción anual alcanza los 600 millones de botellas, de la cual el 65-70% es vino blanco, incluido el famoso retsina. La mayoría de los vinos griegos y los blancos en particular, se disfrutan más cuando son consumidos jóvenes, con la excepción de unos cuantos como los Naoussa y los Nemea que deben más bien envejecer, algunos incluso durante mucho tiempo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...