LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vino y cultura: Viaje a las tierras del vino de Jumilla.

Los territorios y regiones vitivinícolas de España, conceden al viajero, toda una riqueza monumental y paisajística, el vino es reflejo de todo ello y pone sabor a las tradiciones. En este caso destacamos el vino y cultura de las tierras de Jumilla.

Enoturismo | 2015-07-01 10:13:42


Los vinos de la D.O. Jumilla presentan la característica diferenciadora respecto a otros de estar elaborados a base de la variedad Monastrell, la cual representa más del 80 por ciento de la superficie cultivada y que con el esfuerzo de modernización de productores y elaboradores, han conseguido ganarse el prestigio y reconocimiento del mundo vitícola español y mundial.

Entre éstos destacan los vinos rosados: la mayoría obtenidos a partir de la variedad Monastrell, mediante cortas maceraciones entre pulpa y hollejos, exhiben tonalidades rosas, frambuesas y cerezas, con matices morados, de aromas frutosos y elegantes, sabrosos y frescos en boca. Los vinos tintos, dominados por la presencia de la uva Monastrell, de fuerte color, generalmente rojo púrpura intenso con ribetes violáceos y muy expresivos y afrutado en nariz (frutos negros, maduros, ciruela,...), con taninos vivos en boca y con gran estructura. En cuanto a los vinos tintos de crianza, aparte de la madera bien integrada, son sabrosos, carnosos y de gran complejidad aromática, sin olvidar los vinos tintos dulces, naturales y de licor, vinos brillantes y densos, de gran intensidad de color, con olores a frutos maduros (pasas, higos…..) con buenas sensaciones táctiles y muy persistentes en boca, son vinos tradicionales de la zona y de innegable calidad.

¿Qué visitar por las tierras de Jumilla además de probar sus vinos?

Jumilla, además de ser famosa por sus vinos, alberga otras muchas riquezas que merece la pena conocer. Hace siglos, la ciudad era famosa por ser encrucijada de caminos y culturas, por lo que se pueden encontrar vestigios históricos y artísticos de todas las civilizaciones del mediterráneo.

No en vano, esta es una tierra próspera y llena de contrastes a la que los árabes llamaron “la Fuerza del Vino”. La ciudad fue declarada en 1981 Conjunto Histórico Artístico por sus monumentos, museos y demás atractivos turísticos y culturales.

Jumilla, Rica en historia y patrimonio cultural, son muchas las huellas que se conservan sobre su evolución. El poblado ibérico de Coimbra, en el Barranco Ancho, es uno de los más importantes de la comarca, al igual que las "villas", de época romana, cuyos restos se pueden visitar en el Museo Arqueológico del Palacio del Concejo. El mundo árabe dejó su legado a través de la arqueología y la toponimia. La Reconquista recuperó esta comarca para el cristianismo quedando bajo la protección del Señorío de Villena, momento en el que la ciudad fue adquiriendo su configuración actual.

Son muchos los edificios construidos durante estos siglos que rememoran el esplendor de la ciudad: el Castillo del s. XV, en lo alto de la colina, construido sobre el asentamiento romano y la fortaleza árabe, del que se conserva en buen estado la Torre del Homenaje, y el patio de armas, la iglesia de Santiago (s. XV -XIX), declarada monumento nacional y símbolo de Jumilla, y, por último, el Antiguo Concejo y Lonja, obra de mediados del s. XVI, único ejemplo de arquitectura civil, no militar, dentro del Renacimiento de Murcia.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...