LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vinos de calidad con indicación geográfica, Vinos con denominación de origen, Vinos con denominación de origen calificada y Vinos de pagos.

De conformidad con la legislación vigente ¿qué diferencia existe entre estos cuatro niveles de calificación de vinos?

Legislación del Vino | 2015-06-05 18:55:52


El artículo 13 de la Ley 24/2003, de 10 de julio, de la Viña y del Vino, dispone que para los vinos de calidad producidos en una región determinada (concepto al que luego le asigna con reiteración las siglas “v.c.p.r.d.”) existen los siguientes niveles:

1.º Vinos de calidad con indicación geográfica.

2.º Vinos con denominación de origen.

3.º Vinos con denominación de origen calificada.

4.º Vinos de pagos.


Veamos cada uno de estos conceptos.

El artículo 21 define lo que se entiende por “Vinos de calidad con indicación geográfica”.

Son los producidos y elaborados en una región, comarca, localidad o lugar determinado con uvas procedentes de los mismos, cuya calidad, reputación o características se deban al medio geográfico, al factor humano o a ambos, en lo que se refiere a la producción de la uva, a la elaboración del vino o a su envejecimiento.

Los vinos de calidad con indicación geográfica se identifican mediante la mención «vino de calidad de», seguida del nombre de la región, comarca, localidad o lugar determinado donde se produzcan y elaboren.

Los vinos de calidad con indicación geográfica han de contar con un órgano de gestión y se someten a un sistema de control.

El artículo 22 define los “Vinos con denominación de origen”.

Se entiende por ”denominación de origen” el nombre de una región, comarca, localidad o lugar determinado que haya sido reconocido administrativamente para designar vinos que cumplan las siguientes condiciones:

    a) Haber sido elaborados en la región, comarca, localidad o lugar determinados con uvas procedentes de los mismos.
    b) Disfrutar de un elevado prestigio en el tráfico comercial en atención a su origen.
    c) Y cuya calidad y características se deban fundamental o exclusivamente al medio geográfico que incluye los factores naturales y humanos.

Es requisito necesario para el reconocimiento de una denominación de origen que la región, comarca o lugar a la que se refiera hayan sido reconocidos previamente como ámbito geográfico de un vino de calidad con indicación geográfica con una antelación de, al menos, cinco años.

Además, la delimitación geográfica de una denominación de origen incluirá exclusivamente terrenos de especial aptitud para el cultivo de la vid.

La gestión de la denominación de origen ha de estar encomendada a un órgano de gestión, denominado Consejo Regulador, en la forma que la normativa de la Administración pública competente determine.

El artículo 23 regula los “Vinos con denominación de origen calificada”.

Además de los requisitos exigibles a las denominaciones de origen, las denominaciones de origen calificadas deberán cumplir los siguientes:

    a) Que hayan transcurrido, al menos, 10 años desde su reconocimiento como denominación de origen.
    b) Que los productos amparados se comercialicen exclusivamente embotellados desde bodegas inscritas y ubicadas en la zona geográfica delimitada.
    c) Que su organismo u órgano de control establezca y ejecute un adecuado sistema de control, cuantitativo y cualitativo, de los vinos protegidos, desde la producción hasta la salida al mercado, que incluya un control físico-químico y organoléptico por lotes homogéneos de volumen limitado.
    d) Que en las bodegas inscritas, que habrán de ser independientes y separadas, al menos, por una vía pública de otras bodegas o locales no inscritos, solamente tenga entrada uva procedente de viñedos inscritos o mostos o vinos procedentes de otras bodegas también inscritas en la misma denominación de origen calificada, y que en ellas se elabore o embotelle exclusivamente vino con derecho a la denominación de origen calificada o, en su caso, a los vinos de pagos calificados ubicados en su territorio.
    e) Que dentro de su zona de producción, estén delimitados cartográficamente, por cada término municipal, los terrenos que se consideren aptos para producir vinos con derecho a la denominación de origen calificada.

La gestión debe estar encomendada a un órgano de gestión, denominado Consejo Regulador, en la forma que la normativa de la Administración pública competente determine.

Y por último el artículo 24 de esta Ley regula los “Vinos de pagos”.

Se entiende por ”pago” el paraje o sitio rural con características edáficas y de microclima propias que lo diferencian y distinguen de otros de su entorno, conocido con un nombre vinculado de forma tradicional y notoria al cultivo de los viñedos de los que se obtienen vinos con rasgos y cualidades singulares y cuya extensión máxima ha de ser limitada reglamentariamente por la Administración competente, de acuerdo con las características propias de cada comunidad autónoma y no podrá ser igual ni superior a la de ninguno de los términos municipales en cuyo territorio o territorios, si fueren más de uno, se ubique.

Se entiende que existe vinculación notoria con el cultivo de los viñedos, cuando el nombre del pago venga siendo utilizado de forma habitual en el mercado para identificar los vinos obtenidos en aquél durante un período mínimo de cinco años.

En caso de que la totalidad del pago se encuentre incluida en el ámbito territorial de una denominación de origen calificada, podrá recibir el nombre de ”vino de pago calificado”, y los vinos producidos en él se denominarán «de pago calificado», siempre que acredite que cumple los requisitos exigidos a los vinos de la denominación de origen calificada y se encuentra inscrito en ésta.

Los vinos de pago han de ser elaborados y embotellados por las personas físicas o jurídicas que, por sí mismas o por sus socios, ostenten la titularidad de los viñedos ubicados en el pago o con carácter excepcional y en los supuestos que la Administración competente lo autorice reglamentariamente, en bodegas situadas en la proximidad del pago que, en todo caso, deberán estar situadas en alguno de los términos municipales por los cuales se extienda el vino de pago o en los colindantes.

Toda la uva que se destine al vino de pago deberá proceder de viñedos ubicados en el pago determinado y el vino deberá elaborarse, almacenarse y, en su caso, criarse de forma separada de otros vinos.

En la elaboración de los vinos de pagos se ha de implantar un sistema de calidad integral, que se aplica desde la producción de la uva hasta la puesta en el mercado de los vinos. Este sistema ha de cumplir, como mínimo, los requisitos establecidos para las denominaciones de origen calificadas.

Cada vino de pago debe contar con un órgano de gestión. No obstante, la legislación de las comunidades autónomas podrá exonerar de dicha obligación a aquellos vinos de pago cuyo número de operadores sea inferior a la cifra que se determine.

Y en fin, la Ley regula los órganos de gestión en su artículo 25.

Es importante notar que esta Ley reserva el término ”Consejo Regulador” para los órganos de gestión de las denominaciones de origen y de las denominaciones de origen calificadas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...