LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vinos herederos de la tradición: El palo cortado.

Parece imposible hablar del Palo Cortado sin caer en el tópico del vino misterioso que surge donde y cuando le da a él la gana, y no cuando el vinatero así lo quiere.

Actualidad | 2016-07-19 12:57:53


Aunque la realidad no responda al tópico, es indudable que el halo de romanticismo favorece la buena prensa del Palo Cortado y atrae sobre sí la atención de los aficionados. Y, por tanto, también de las bodegas del Marco de Jerez, que se esmeran en presentar productos de alta calidad, normalmente en sus gamas de vinos más viejos y a precios relativamente altos. A diferencia de otros tipos de jereces, en este caso no hay apenas vinos extremadamente asequibles. No obstante, algunos de los disponibles en el mercado pueden considerarse un verdadero regalo, no porque el precio sea barato en términos absolutos, sino porque la calidad es extraordinaria y el precio moderado. Jereces y Manzanilla: mucho más de lo que se imagina

Es cierto que entre los aficionados se ha extendido en los últimos lustros la leyenda del palo cortado, el jerez supuestamente en vías de extinción, pero en realidad ni está en peligro de extinción ni es azar ni casualidad el que crea esta joya vitivinícola.

Al palo cortado se le considera una reliquia de otros tiempos y esto favorece la enojosa tendencia que los humanos tenemos a exaltar y echar de menos aquello que, mientras existió, apenas si valorábamos. Desde finales de los años setenta se comenzó a extender una advertencia entre los conocedores: el palo cortado está desapareciendo, si es que no lo ha hecho ya. Poco a poco, el interés por esta clase de vino del Marco de Jerez fue creciendo (siempre dentro del limitado círculo de aficionados) y comenzaron a aparecer nuevas marcas, así como algunas que antes se presentaban bajo otra rúbrica (olorosos en su mayor parte) fueron objeto de nueva identificación como palos cortados.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...