LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vinos ideales para el Día de la Madre.

No hay nada mejor que compartir una comida o una cena con aquellas personas que más quieres. El día de la Madre, ella es la protagonista, hay vinos con los que puedes sorprenderla.

Consejos sobre el Vino | 2016-04-28 13:08:44


Este próximo domingo se celebra el Día de la Madre. Ella se lo merece todo, por ello queremos recomendarte con qué tipos de vinos puedes acertar, si tu madre es una amante del buen vino y queréis celebrar una comida especial.

Puedes sorprenderla con un vino blanco que destaque en frescura y con muchas notas frutales, este tipo de vinos son suaves al paladar y harán las delicias de aquellas mujeres que se decantan más por los blancos.

Es una estrella consagrada el vino Albariño, una debilidad que no puede faltar en nuestras mesas, sobre todo si en el menú hay pescado o marisco. Pero nuestra recomendación especial para el día de la madre son los vinos blancos de la marina alta, de la D.O de Alicante. Estos vinos presentan tonos muy pálidos y limpios, con sus características de aromas a flores blancas: azahar, jazmín, azucena… y en boca son ligeros, persistentes y con una muy buena acidez, perfecta para tener un amplio maridaje.

Estamos seguros de que le va a encantar por ejemplo un vino de la D.O Alicante 100% Moscatel de Alejandría. Es un vino delicado, sedoso y fragante, tres características que lo hacen ideal para acompañar todo tipo de arroces, pescados y mariscos.

También podemos apostar por vinos blancos de uva Godello de Valdeorras o de la Ribera Sacra. Son vinos de color amarillo-pajizo, perfumados, duraderos en el tiempo, evolucionando lentamente y con gran cuerpo. Sus aromas recuerdan a la manzana.

Si hay un vino por el que encontraremos que muchas de nuestras madres tienen una debilidad, son los vinos rosados. Y en España podemos encontrar vino rosado de muy alta calidad con los que sorprenderla.

Cualquier buen rosado de la D.O de Navarra es un acierto seguro. Elaborados con la uva Garnacha, sola o acompañada de Tempranillo y Cabernet Sauvignon, por el selecto sistema de sangrado de mostos, da lugar a vinos de sugerente color, de rico aroma afrutado (fresitas del monte, frambuesas, granada,...) y fresco paladar.

Pero también hay otra muy buena elección en los vinos rosados de la D.O Cigales. Los rosados de Cigales están tirando por una línea más actual, con un corte más moderno, más aromáticos, son más ligeros pero más sabrosos en boca.

Respecto a los tintos, puedes apostar por la dulzura del vino de la D.O Campo de Borja y Cariñena. Garnachas exquisitas, que dan luz a un vino muy especial. La garnacha del Campo de Borja también combina con Tempranillo, Cabernet, Syrah y Merlot. Son vinos que destacan por sus intensos aromas frutales y florales, de paladar carnoso, con carácter sin dejar por ello de mostrar grandes rasgos de modernidad.

Y por supuesto apostar por los maravillosos vinos dulces para el postre. Un Pedro Ximénez siempre es una gran apuesta. Pero para darle un toque especial, mejor volver a los dulces moscateles de alicante o apostar por algo más original como los malvasías de Canarias.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...