LLAMANOS 34 91 535 89 90

Zintzo 2015, un vino joven, intenso y frutal.

Un interesante vino cosechero, fresco, aromático, joven, impulsivo, con peculiaridades que animan al catador a seguir descubriéndolo. En este post os invito a conocer mi nota de cata. Autor: Carlos Mateu

Cata de Vino | 2016-05-31 15:55:30


En primer lugar he de agradecer a las Bodegas Zintzo, de la Rioja Alavesa, su detalle de regalarme el vino Zintzo 2015 para poder degustarlo, para poder publicar, y compartir con todos vosotros esta nota de cata.

Se trata de un vino cosechero, elaborado para ser bebido joven.

En el análisis sensorial efectuado se puede apreciar en su fase visual su color cereza oscuro con marcados matices violáceos que enmarcan su juventud. Es un vino de cierto grado alcohólico por las lágrimas que muestra. Tiene una capa media-baja, brillante, nítida, con ribetes morados.

Su nítido color me invita  a degustarlo y conocer algo más de él, especialmente su presunta acidez y astringencia.

En la fase olfativa se reconocen sobradamente sus aromas a frutos rojos que su uva tempranillo (85 %) y su viura (15 %) te muestran. Denota ser un vino muy aromático, con un clásico toque dulzón.

En nariz se detectan súbitamente las fresas maduras recién recogidas, y arándanos con claros y nítidos matices de frutos del bosque, lácticos, y de regaliz debida a su maceración carbónica.  También es posible detectar el aroma a frambinona de la frambuesa aunque de forma más relegada.

Se trata de un vino que ha sido elaborado por el tradicional método de maceración carbónica en depósitos de acero inoxidable. Sin duda, Zintzo 2015 cuenta con un complejo y  característico aroma, con intensa presencia de aromas varietales, de marcado carácter frutal.

Para los que no sepan lo que es la maceración carbónica he de decir que es un vino que ha sido elaborado encubando racimos enteros, sin despalillar, con una parcial fermentación intracelular. Sus uvas, en ausencia de oxígeno y en una atmósfera saturada de carbónico, sufren una fermentación debida a la actuación de las enzimas que contienen los granos y no a las levaduras. Esta fermentación se detiene cuando las células de la uva son atacadas por el carbónico y se asfixian, a los ocho o diez días.

En boca demuestra calidez, suavidad y un dejo punzante de baja tanicidad. Se encuentrar restos de la peculiar fermentación carbónica en forma de costilleante carbónica que le otorga una especial frescura.

Recomendamos a nuestros lectores el disfrute de los "vinos de cosechero", y en especial este Zintzo 2015, que sin duda me ha sorprendido gratamente, por su denotado equilibrio y persistencia.

 


 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...