Cavas Codorníu


Publicado el 09 de Julio de 2019


Cavas Codorníu

Cavas Codorníu, casi cinco siglos de existencia donde 18 generaciones de una misma familia de viticultores convierten a Codorníu en la empresa vitivinícola más antigua de España.

 

CAVAS CODORNÍU

SAN SADURNÍ D'ANOIA (BARCELONA)

 

Cavas Codorníu se encuentra en San Sadurní D'Anoia, una comarca del Alto Penedés de la provincia de Barcelona considerada como la "cuna del cava".

Codorníu es la empresa vitivinícola más antigua de España y una de las más antiguas del mundo. Una bodega familiar cuya historia se remonta al año 1551 cuando Jaume Codorníu comenzó su actividad vitivinícola y un siglo después Anna Codorníu, heredera de Can Codorníu, se casó con Miquel Raventós respetando su apellido Codorníu como marca de la bodega.

 

 

Con Bruno Colomer, enólogo de la bodega, y María Vidal, responsable de comunicación, iniciamos el recorrido por los cinco edificios que integran esta Catedral del Cava.

Comenzamos nuestra inmersión por la historia del cava adentrándonos en el Centro de Visitas. Un impresionante edificio de arquitectura modernista de ladrillo visto creado por Josep Puig i Cadafalch a finales del siglo XIX y que era la zona de elaboración en sus inicios. Una joya arquitectónica muy funcional desprovista de decoración superflua que corresponde a su etapa modernista rosa en la que los altos techos abovedados y sus llamativas vidrieras paneladas representan la fusión de la naturaleza con la labor humana.

 

 

Seguimos nuestro paseo entre cuidados jardines, majestuosas fuentes y pequeños lagos salpicados de nenúfares para conocer la historia del cava a través de la familia Raventós. Una historia que comenzó en el año 1872 cuando Josep Raventós fue pionero en la elaboración de un vino blanco espumoso que pasaría a llamarse “cava”, por envejecer en lugares “cavados” en el suelo. Más tarde su hijo, Manuel Raventós, durante los tiempos difíciles debido a la plaga de la filoxera que arrasaba los viñedos de toda Europa tomó la singular decisión de elaborar únicamente cava.

 

 

Y por ello, quiso crear una auténtica Catedral del Cava encargando al afamado arquitecto modernista catalán Josep Puig i Cadafalch la construcción de lo que más tarde, en el año 1976, fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional.

 

 

En nuestro recorrido llegamos a Casa Pairal, una masía construida por Josep Puig que durante muchos años fue la residencia de la familia. Actualmente se utiliza para eventos especiales y es conocido como “La Torre” por el alto torreón que lo preside y cuya arquitectura corresponde a la etapa novecentista blanca de su creador. Un amplio claustro con techos acristalados forman su eje central sobre el que giran las dependencias de la casa.

 

 

Llegamos al homenaje de piedra que creó Josep al silencio del cava y que hoy alberga el Museo del Cava. Una construcción donde el arco parabólico tanto en puertas, ventanas y fachada dominan su arquitectura. A través del recorrido por las distintas maquetas, antiguas prensas, distintos aperos en perfecto estado de conservación y grandes cristaleras vamos percibiendo el avance de la elaboración del cava a través de los años.

 

 

Una construcción que ha sido recientemente ampliada sumando un nuevo edificio que alberga la actual zona de elaboración siguiendo la misma arquitectura original que, en este caso, imita en su fachada el perfil del Macizo de Montserrat, la montaña más importante y significativa de Cataluña cuyas vistas se pueden contemplar desde la bodega.

 

 

Una vez conocida su historia nos sumergimos en las cavas donde más de 28 km. de túneles subterráneos (picados a mano) repartidos en cinco niveles bajo los distintos edificios se encargan de cuidar estas joyas enológicas.

Dependiendo del tiempo de crianza el envejecimiento se realizará en un nivel más o menos inferior, cuanto más tiempo de crianza el nivel será inferior.

 

 

Bruno me explica su labor la cual comienza a definirse en el viñedo, parte primordial y principal de todo el proceso. Tres distintas zonas vitícolas aportan su marcada personalidad a sus cavas: la tipicidad mediterránea del Penedés, la mineralidad de la Conca de Barberá y la concentración aromática de Costers del Segre. Unas zonas que serán divididas posteriormente en áreas, subzonas y parcelas dependiendo de las cuatro distintas líneas de cava a elaborar.

 

 

En la zona I+D donde se encuentra la microbodega y que sería el sueño de cualquier enólogo Bruno idea y crea cada nuevo cava diseñando y seleccionando variedades, zona de viñedo, tipo de suelo, forma de poda … una innovación que le ha llevado a tener actualmente 22 diferentes cavas en el mercado, todos ellos realizando la segunda fermentación en la misma botella.

Muy preocupados por la sostenibilidad realizan la mínima intervención para que cada cava ensalce cada variedad y tipo de suelo con el máximo respeto al paisaje que lo ha creado.

 

 

Inmersos en esta ciudad subterránea entre miles de botellas, algunas en rima y otras en punta para que vayan cayendo las levaduras al cuello y se pueda realizar el degüelle, vamos avanzando por distintas calles con nombres de celebres personajes, miembros de la familia o sus países de exportación.

 

 

Llegamos a la Sacristía donde se atesoran algunas muestras de los cavas de las mejores añadas. De allí recogimos una botella de 2008 degollada hace ocho años y del que durante la cata posterior comprobamos su increíble acidez evidenciando que todavía guarda una larga vida.

 

 

Una vez recorrido este lugar donde podrías estar horas paseando entre muros excavados con siglos de historia únicamente acompañado del silencio de las botellas de cava nos trasladamos a la moderna Sala de Catas.

 

 

Nota de Cata:

Anna Codorníu Blanc de Blancs Brut Reserva. Su cava más emblemático y un homenaje a Anna, la última descendiente de Jaume Codorníu que mantuvo el apellido. El primer cava que incorporó la variedad Chardonnay con 15 meses de crianza de intensos aromas frutales y florales.

Gran Reserva Ars Collecta, su colección de cavas de alta gama donde la unión de cada personalidad de sus tres zonas vitivinícolas queda reflejada. Unos coupages únicos en cada una de estas joyas crean unos cavas de burbuja fina y elegante con una larga vida.

Un expresivo Ars Collecta Blanc de Blancs protagonizado por la Chardonnay de Costers del Segre. Un delicado Ars Collecta Blanc de Noirs de Pinot Noir de Costers del Segre con toques de Trepat de la Conca de Barbera y Xarel-lo del Penedes. Un fresco Ars Collecta Grand Rosé mayoritariamente de Pinot Noir con notas de frutos rojas y toques cítricos. En resumen, una trilogía donde el arte se inicia en el viñedo y termina en la propia botella grabada en relieve con las ondas abovedadas que predominan en toda la arquitectura de la bodega.

Jaume Codorníu Gran Reserva. Un homenaje a la herencia recibida de su fundador, Jaume Codorníu hace casi cinco siglos. Una mezcla de las tres áreas vitícolas de los viñedos más antiguos crean este cava de edición limitada con aromas a fruta blanca algo compotada y pinceladas de bollería y frutos secos.

El Tros Nou 2009. Una sola viña de Pinot Noir con denominación de Paraje Calificado (el distintivo exclusivo para cavas elaborados con uvas de un parage determinado) crean esta joya con 9 años de envejecimiento de aromas a fruta madura con toques minerales.

 

 

Nuestra visita termina en la única casa que existía en los orígenes de la finca y donde en la actualidad se pueden acompañar sus grandes cavas con la alta gastronomía.

Desde aquí os animo a sumergiros en el maravilloso mundo del cava a través del recorrido por este pequeño paraíso cavista.

Muchas gracias a Bruno y Maria por la estupenda y didáctica visita que me habéis brindado y daros la enhorabuena por la pasión con la que realizáis vuestro trabajo en este espléndido ambiente. Me quedo con ganas de volver a disfrutar de esas joyas enológicas !!!

 

 

 





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!