Conoce los vinos de Pago de España: Pago el Terrazo.


Publicado el 20 de Diciembre de 2016


Conoce los vinos de Pago de España: Pago el Terrazo.

La zona de producción de los vinos amparados por el vino de pago El Terrerazo se encuentra a unos 6.8 km de la población de Utiel, en el interior de la provincia de Valencia, equidistante del mar Mediterráneo y de la ciudad de Teruel, caracterizada por su clima extremo y duro.

Por tanto, encontramos un clima de influencia  mediterráneo con días soleados en una primavera normalmente  lluviosa. El verano es seco y muy cálido, muy soleado en la mitad del  día, incrementándose de forma notable la temperatura diurna  (temperatura media máxima de 28ºC en julio y 31ºC en agosto). Las  noches son muy frescas y agradables. El invierno tiene tintes  continentales, con días muy fríos y viento casi constante procedente  de Aragón. Así lo constatan los –1.3ºC y –1ºC de temperaturas  medias mínimas para enero y febrero.

La zona se encuentra a una altitud de entre 790 metros a orillas del  río Magro y 870m en la parte más elevada, al norte, a los pies de la  Sierra de Utiel. Se trata de una zona de pendiente suave hacia el SO en el límite oeste de la Sierra de Utiel, surcada por barrancos que discurren en dirección SSO hasta descargar en la vecina Rambla de la Torre, con caudales estacionales que canalizan la escasa escorrentía superficial. Estos cauces estacionales se encajan en los materiales limoso-arenosos de la zona y destacan los niveles de conglomerados y costras calcáreas existentes en la zona.

Los suelos son propios de este particular entorno geológico, con textura franco-arenosa, calizos y de pH básico, debido principalmente al predominio de los depósitos dolomíticos tipo glacis. El suelo es muy homogéneo a lo largo de la superficie de cultivo del paisaje.

El desnivel de apenas 1.5 km hace que, durante la totalidad del día, el viñedo esté siempre iluminado por el sol, permitiendo, en conjunción de la altitud del paraje de 870 metros, que se produzca una integral térmica muy elevada, es decir, un gran contraste temperatura entre el día y la noche, proporcionando una maduración muy lenta de las uvas. El gradiente térmico es el responsable del color característico de los vinos y del grado de equilibrio de su acidez.

Por otra parte, la finura del vino es debida al tipo de suelo, de textura franco-arenosa, calizo y de pH básico.





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!