El embajador Daniel Scioli y el vino argentino


Publicado el 24 de Agosto de 2020


El embajador Daniel Scioli y el vino argentino

Me dirijo a nuestro embajador en Brasilia, Daniel Scioli, con el objeto de presentarle una propuesta, para hacer conocer y promover el vino argentino en Brasil, dado su reiterado interés demostrado por el tema.

Autor: Guillermo César Gómez


Señor Embajador, he seguido con atención su voluntad de defender el vino argentino en Brasil. Observé su sincera preocupación por el liderazgo que ostenta en este país el vino chileno. Nuestro futuro logro es cambiar dicho concepto, para que los brasileños busquen vinos argentinos que son de alta jerarquía en el concepto mundial de expertos de renombre.

Uno de los problemas es que no existe en Brasil una estrategia de promoción constante, son hechos aislados, brotados de una agenda limitada o de un interés ocasional.

No se discute, ni se cuestiona, el excelente trabajo mancomunado de Wines of Argentina, pero la demanda de nuevas acciones desborda.


 Publicidad 


Desde mi punto de vista, opino que, en primer lugar, se debe hacer una base de datos en todos los estados de Brasil de personas, empresas, instituciones, etc. que son importadores, vendedores, divulgadores y expertos consumidores de vinos argentinos.

Además, con esta información establecer una relación de comunicación permanente y promociones.

Esta base podría ser usada para promocionar y dar a conocer las bodegas argentinas a través de programas que promuevan el consumo moderado del vino, y hacer conocer, bodegas, viñedos, varietales, protagonistas del vino y mucho más, a nivel mundial, y nacional.


 Publicidad 


El hecho de tener una comunidad virtual temática es fundamental para el comercio del vino. Para esta beneficiosa misión deberían contribuir las instituciones que están destinadas a promocionar el vino argentino en el extranjero.

Los argentinos tenemos en Brasil una Embajada más grande que la de Chile, más miembros y consulados. Como no podemos superponer tareas, es necesario que se organice un apoyo civil a estas nuevas representaciones.

Lo trascendental es que debemos comprender que vender es una disciplina política donde se generan confianzas, reconocimientos, fidelidad y empatías.


 Publicidad 


Brasil es un país lírico y Argentina un país épico. Nacimos de diferentes modelos, ellos como monarquía y nosotros como república, por eso es importante entender esta contradictoria complejidad.

Una de mis ideas es que se debe crear desde la Argentina, eventos para entregar títulos honoríficos a brasileños como: "Los Hermanos del Vino Argentino". 

Cuando Bordeaux nombra embajador de honor a Arnold Schwarzenergger, nos está diciendo a todos esto: Nosotros seguimos haciendo nuevas alianzas políticas porque otros mercados del vino siguen creciendo, por eso no abandonamos esta promoción perpetua.


 Publicidad 


Otra gran diferencia con Europa es que los argentinos somos resultado directo de la revolución francesa, es decir, hijos de la filosofía más progresista de aquella época, mientras Europa es hija de una fragmentada y rígida tradición. Por ello tenemos más plasticidad intelectual a la hora de crear instituciones que mezclen lo lírico con lo épico.

La idea no es vender más vino en la Argentina. ''Los Hermanos y Hermanas de Honor del Vino Argentino'' tienen que ser gente del universo mediático del Brasil: Chico Buarque, Caetano Veloso, el gastronómico Olivier Anquier, la conductora Ana María Braga, el cantante Chico Cesar, el periodista Reinaldo Azevedo, Doña Mercedes madre del periodista fallecido Ricardo Boechat, Gilberto Gil, Ivete Sangalo, el humorista Marcelo Adnet, el comediante Gregorio Duvivier, etc.

Integrar un jurado con participación de argentinos como pueden ser los argentinos Ricardo Pablo Sorín, Ariel Kogan, la periodista mendocina especialista en vinos, Lila Levinson, Michell Rolland, la vicepresidenta de AMUVA, Adriana Martínez y Alejandro Maglione, entre otros.


 Publicidad 


La idea es que el vino argentino se divulgue cotidianamente en los medios de comunicación de Brasil y que tenga aliados locales famosos.

Agrego un ejemplo histórico: Julio César al finalizar la guerra civil fue ovacionado en las calles de Roma como vencedor de la Galia, de lo que hoy es Francia. Él entendió muy bien que estaba creando las bases para la expansión de un nuevo imperio, por eso tomó la medida de incorporar al senado a los miembros de las alcurnias extranjeras.

Entre los patricios de visión etnocéntrica y local estalló el escándalo y la indignación. Lo que no entendían estos romanos de aquella época, era que no bastaba con ganar militarmente una contienda, Julio César bien sabía, que una guerra también se gana con la excelencia diplomática.


 Publicidad 







Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso