El vino de  María Cristina Jarrín.


Publicado el 15 de Agosto de 2020


El vino de  María Cristina Jarrín.

María Cristina Jarrín es una excelente persona y gran conocedora de vinos, que lleva en su sangre la historia del vino. Hoy es una de las divulgadoras de la bebida de Baco en Ecuador.

Autor Guillermo César Gómez.


El vino es de un 85 a un 95 por ciento de agua, junto a esa agua está un porcentaje de alcoholes, azúcares, ácidos, sustancias fenólicas, como el tanino, y otras, como son las sales minerales.

En la Grecia antigua se hacía una curiosa distinción entre los vinos mezclados y puros. Merum que en latín significa "puro" o sin mezcla. Mientras que ''el vino'' era aquel que tenía que ser mezclado con agua y otras sustancias que se llamaban en latín Vinum.

Los griegos bebían en sus simposios el vino con agua, al igual que los romanos en sus banquetes, era de bárbaros e incultos tomarlo puro.


 Publicidad 


Hasta 1956, los niños en Francia podían beber hasta medio litro de vino en el comedor. Pero en agosto de ese año el entonces primer ministro, Pierre Mendes France, emitió una circular prohibiendo la distribución de alcohol en los comedores escolares para niños menores de 14 años.

Pero muchos padres, continuarán durante mucho tiempo dando de beber vino por la mañana a sus hijos.

Cuando era niña María Cristina Jarrín sus abuelos maternos (que eran franceses) le daban agua con cinco gotas de vino.


 Publicidad 


No era solo para acostumbrar el paladar al vino, el vino estaba asociado a la salud, esta es una concepción medicinal muy antigua. El vino tiene una pasteurización natural, que no tiene el agua, y así en la antigüedad conseguían evitar muchas enfermedades.

Por eso para Jarrín en el imaginario de su infancia, el agua es una bebida matizada con vino.

El Emperador Augusto por razones políticas, se casó con Livia Drusila, cuando ella ya estaba casada y embarazada, de este embarazo del matrimonio anterior nació Druso el Mayor, que fundó Estrasburgo en el año 12 antes de Cristo.


 Publicidad 


La madre de Druso el Mayor (Livia Drusila) fue una de las primeras mujeres casadas a la que se le permitió beber vino en la antigua Roma.

En Estrasburgo ( Francia) vivió Jarrín durante de una década, ciudad milenaria en la cultura del vino. Esta milenaria ciudad fue fundada en la época que a las mujeres romanas se le permitió beber vino, al derogarse ( años antes ) el derecho al beso, ''ius osculi'' . Este era un rito para poder controlar los maridos a las mujeres, si bebían clandestinamente vino, con el beso exigido ellos podían detectar si la mujeres tenían sabor a vino en la boca.

Jarrín se casó con el francés, Przypolski Fabien, y claro, durante la fiesta nupcial descorcharon un blanco espumoso.


 Publicidad 


Cuando regresó Jarrín al Ecuador utilizó su pluma y sus inquietudes intelectuales para producir literatura para el vino y los maridajes.

Así que, en el 2005, Jarrín decidió fundar Vinissímo, una revista consagrada al vino.

Hoy Jarrín es miembro Ad honorem de la Cofradía del Vino del Ecuador, y obtuvo también el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Labor Periodística en Pro de la Gastronomía, Latitud Cero de 2014.


 Publicidad 







Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso