Enoturismo de aventura


Publicado el 17 de Mayo de 2021


Enoturismo de aventura

Esta experiencia enoturística consta de dos fases: mucha adrenalina en el desarrollo de la actividad de riesgo y mucha paz y bienestar en el momento del análisis sensorial del vino. Sin duda es una vivencia inolvidable.

El enoturismo de aventura surge para adaptarse a los diferentes perfiles de enoturistas que existen a nivel mundial. Esta categoría de enoturismo rompe con la visita tradicional a la bodega y al viñedo, por todos ya conocida. La Presidenta de la Plataforma de Sumilleres de Catasalacarta, Myriam Narváez, señala que “este tipo de vivencia enoturística te ofrece la posibilidad de disfrutar de la cultura del vino desde una perspectiva muy diferente, basada en la práctica de todo tipo de actividades de ocio que permiten liberar epinefrina, estando en pleno contacto con la naturaleza.” 

Tras esta breve introducción iniciamos este post bajo la premisa de que no todos somos aventureros. Como dice el refrán “Hay de todo en la viña del Señor.”

En los estudios e informes, - que con el paso de los años se van generando por diversas consultoras, asociaciones, plataformas y rutas del vino,- se determina que el enoturismo de aventura es una tipología que cada día se va abriendo paso en el apasionante sector del vino.

Foto mundo del vino

La visita tradicional de enoturismo que incluye paseo por el viñedo y ver el acero inoxidable de la bodega no es lo que espera un aventurero winelover. Sin ningún género de dudas este atípico enoturista busca sentir la adrenalina liberando dopamina en el sistema nervioso.

Este tipo de perfil de enoturista ama el riesgo, no tiene zona de confort, no se inventa excusas para quedarse sentado en el sofá de casa, odia la rutita, desea salir de su pecera y conocer el mundo entero, hace realidad sus sueños. En definitiva podemos decir que generalmente son autodidactas y buscan realizar experiencias exclusivas.

Para saciar su sed de aventura se les ofrece participar en catas de vino pero también muchas otras actividades como por ejemplo: barranquismo, escalada, parapente, paseo en kayak, en globo, en helicóptero, segway, a los lomos de un caballo, etc.

Tras estas divertidas y desestresantes actividades nada mejor que reposar participando en una cata de vinos en un bonito viñedo o en la sala de barricas.

Foto mundo del vino

Muchas personas desconocen que tienen espíritu aventurero. Se dan cuenta que lo poseen cuando ven que el estrés es su aliado, comprueban que la musculatura de su cuerpo se estira hasta límites insospechados, su respiración es más amplia y profunda que nunca, y se sienten fuertes, sanos y poderosos.

Los profesionales que organizamos este tipo de actividades de enoturismo de aventura sabemos que hemos hecho bien nuestro trabajo, cuando vemos que finalizada la actividad los enoturistas no dejan de sonreír.

Este tipo de actividades suelen nacer de la colaboración de diferentes empresas. Son productos específicos para turistas en el que unos ponen el transporte, otros los especialistas y la equipación o instrumental necesario, otros los vinos y sus instalaciones, otros el alojamiento y otros su comercialización.


 Publicidad 


Foto mundo del vino

Se hace preciso y recomendable que intervenga una agencia de viajes para que los asistentes puedan disponer y disfrutar del necesario y obligatorio seguro de viajeros. Sería lamentable que se produjese algún accidente o percance en el desarrollo de las distintas actividades que engloba la experiencia enoturística, y no existiese ese seguro que indemnice y cubra los posibles daños corporales.

En el 90% de los casos, los organizadores de estas vivencias ofrecen precios para grupos mínimos de enoturistas de entre 4 y 10 personas para que pueda ser rentable la actividad. Lógicamente se precisa un aforo mínimo para que cubrir los costes y puedan tener lugar estas vivencias de aventura.

Suelen ser experiencias de enoturismo que se realizan los dos días del fin de semana durante las temporadas de primavera, verano y otoño.

Los precios suelen oscilar entre los 80 y 100 euros. Si queremos alojamiento en habitación doble y desayuno continental para dos personas hemos de incrementar a estos precios el importe de 120 euros aproximadamente.

Este tipo de eventos de experiencias de enoturismo de aventura se pueden localizar fácilmente en el buscador de enoturismo de Catadelvino.com ya que categoriza todos los eventos en diferentes grupos para así, de forma intuitiva y rápida, localizar y contratar la vivencia que se ofrece.

En todos los países productores de vinos podemos localizar vivencias de enoturismo en rincones únicos e inolvidables que nos devolverán a nuestra infancia más guerrillera y salvaje.

Podemos afirmar con rotundidad que la aventura armoniza con el vino. Te da placer y te relaja tras un día espectacular en todos los sentidos. Tras liberar el enoturista cantidades ingentes de dopamina en el desarrollo de la experiencia, siente una sensación brutal de bienestar. En bodega, al disfrutar de una cata de vino, tras haber pasado ya todo, y sin que exista riesgo para su vida e integridad, la sensación de paz y placer es gigantesca.

Sin lugar a dudas el enoturista jamás olvidará esta vivencia, la recordará y la recomendará a sus amigos y familiares. 

Para finalizar hemos de decir que el enoturismo de aventura rompe la rutina, combina turismo con naturaleza y gastronomía, te saca de tu área de confort, estimula la contractilidad de tu corazón.

No lo dudes. Apúntate a una vivencia de enoturismo en la que te sientas feliz, vivo y en libertad como un ave que quiere al fin volar...


 Publicidad 


Foto mundo del vino





TOP10 vinos más vendidos en AMAZON


Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso