Enoturismo y Juegos


Publicado el 07 de Febrero de 2019


Enoturismo y Juegos

Es posible desmitificar el vino celebrando actividades de enoturismo y juegos que sean a la par divertidas, lúdicas y placenteras, rompiendo de este modo con la cata tradicional.

El enoturismo comprende muchas actividades como por ejemplo la visita al viñedo, la sala de elaboración, la sala de embotellado, la sala de crianza,… siendo la más importante y placentera la que se realiza en la sala de cata.

Dentro de la sala de cata se pueden celebrar diversas experiencias sensoriales. Hay muchos tipos de catas de vino, las técnicas, las comerciales, las verticales, las horizontales, etc…

La experiencia nos demuestra que cada enoturista lleva aparejada un tipo de cata. Si queremos romper con lo serio y tradicional hemos de ofrecer catas más divertidas.

El vino es diversión y placer… ¿por qué la cata no puede serlo?

A todo el mundo le transmite placer catar un vino que se acaba de extraer de una barrica, o el vino que se cata en el viñedo, pero una cosa es ese placer que se percibe y otra muy distinta la diversión.

En otros posts de este blog abogamos por lograr que el enoturismo forje un nexo de unión muy fuerte entre el enoturista y la bodega para fidelizarle y que compre sus vinos. Los ingredientes del enoturismo han de ser vino, placer y diversión, para incrementar esta posibilidad.

Las catas de vino son una experiencia sensorial. Rompamos la parte más seria y tradicional, y démosle lo que los enoturistas requieren: diversión y juegos.

Las bodegas que den este paso lograrán desmitificar el mundo del vino, hacerlo más accesible, más fácil, y lograrán crear un grato recuerdo entre su público enoturista.

¿Y…con ello qué lograrán? Diferenciarse de otras bodegas que no piensan de este modo en los enoturistas.

¿Qué juegos divertidos podemos ofrecer a los enoturistas en el momento de la cata del vino?

A modo de ejemplo te mostramos las siguientes propuestas:

Juego concurso de las Copas negras:

Se trata de un divertido concurso que logrará la atención, y la diversión del público asistente.

¿Qué necesitamos para jugar a este juego?

  • Una mesa
  • Una copa de vino de cristal transparente para cada asistente, y vino.
  • De tres a seis copas negras
  • De tres a seis vinos de cepas y/o crianzas distintas
  • Papel
  • Bolígrafo

¿Cómo se desarrolla el juego?

El sumiller o persona que dirija la cata, ha de explicar los vinos que se van a catar, sirviendo los vinos a los enoturistas, explicándoles las tres fases de cata.

Una vez finalizada la explicación, el director de la cata, ha de enumerar y llenar las copas negras, sin que los enoturistas sepan qué vino contiene cada copa.

Acto seguido los enoturistas con su bolígrafo y papel, han de oler cada copa negra sin poder beber el contenido de estas, y ha de tratar adivinar qué vino contiene cada copa.

Cuando los enoturistas hayan apuntado en sus papeles los vinos que creen contener las copas, entregarán sus respuestas al director de cata para que este pueda proceder a revisar las respuestas, y decir en viva voz quién es el ganador, y en su caso hacerle entrega de un premio como puede ser por ejemplo una botella de vino.

Es imprescindible que el director de cata desarrolle esta actividad de copas negras, en un ambiente lúdico, divertido, alegre, y placentero.

 

Juego concurso de Aromas del vino

Se trata de un divertido concurso que logra poner en alerta el sentido de olfato del vino del público asistente.

¿Qué necesitamos para jugar a este juego?

  • Una mesa
  • Seis aromas distintos.
  • Papel
  • Bolígrafo

¿Cómo se desarrolla el juego?

El sumiller o persona que dirija la cata, ha de poner sobre una mesa seis botecitos numerados con seis aromas distintos. Estos botes de aromas se pueden comprar en tiendas especializadas + info aquí, o se pueden hacer para la ocasión.

Si no queremos invertir dinero en comprar ese juego de aromas, podemos comprar seis frasquitos opacos que tengan una tapa. Con la ayuda de un punzón haremos varios agujeritos de 2-3 mm de diámetro, y tras numerarlos, depositaremos en cada uno de esos frasquitos por ejemplo: canela, menta, vainilla, nueces, cuero, fresas, caramelos de violetas, ralladura de limón, piña, etc.

Acto seguido los enoturistas con su bolígrafo y papel, han de oler cada frasquito sin poder abrirlos, tratando de adivinar qué aroma contiene cada frasquito.

Como en el juego anterior, cuando los enoturistas hayan apuntado en sus papeles los aromas que creen contener los frasquitos, entregarán sus respuestas al director de cata para que este pueda proceder a revisar las respuestas, y decir en viva voz quién es el ganador, y en su caso hacerle entrega de un premio como puede ser por ejemplo una botella de vino.

Es imprescindible que el director de cata desarrolle esta actividad de juego de aromas, en un ambiente lúdico, divertido, alegre, y placentero.

 

Juego concurso ¿Cuánto sabes de vino?

Se trata de un divertido concurso que logra poner a prueba el nivel de cultura del vino del público asistente.

¿Qué necesitamos para jugar a este juego?

  • Un listado de preguntas del vino.
  • Un letrero que ponga “SÍ”, y un letrero que ponga “NO”.
  • Un cronómetro.
  • Fichas

¿Cómo se desarrolla el juego?

El sumiller o persona que dirija la cata, ha de colocar los letreros que ponga “SÍ”, y “NO” en cada extremo de la sala de cata, y pedir al público asistente que se sitúe en el centro de la habitación formando un corrito.

El Director de cata cogerá su listado de preguntas, y en viva voz efectuará la primera pregunta de cultura del vino, como, por ejemplo: ¿Se puede crear un vino blanco con uvas tintas? ¿sí o no?. ¡Tiempo! (El director de cata ha de iniciar el cronómetro)

El público asistente tendrá 5 segundos para decidir su respuesta, y situarse junto al “SÍ” o el “NO”. Es un “todos contra todos”. Los que antes de los 5 segundos lleguen al letrero correcto, en este caso al “SÍ” les será entregada una ficha en reconocimiento a su acierto.

El director de cata explicará a los asistentes que todas las uvas tienen su pulpa blanca y por ello si estrujáramos una uva tinta y separáramos rápidamente los hollejos del mosto resultante, no habría color alguno en el mosto y podríamos vinificar un vino blanco.

Acto seguido todos los asistentes volverán a situarse en el centro de la sala para escuchar la segunda pregunta, procediendo de la misma forma.

El enoturista que logre más fichas será el ganador del juego, y en su caso, se le hará entrega de un premio como puede ser por ejemplo una botella de vino.

Es imprescindible que el director de cata desarrolle esta actividad de cuánto sabes del vino, en un ambiente lúdico, divertido, alegre, y placentero.

De este modo desmitificamos el vino, creando diversión, juego y cultura en torno a este.

¿Qué opinas de Enoturismo & Juegos? ¿Se te ocurre algún otro juego? El sector del vino desea escapar de las visitas tradicionales de enoturismo. Compártelas con nosotros, y nuestros lectores.





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!