La excelencia cultural en la vitivinicultura Zuccardi.


Publicado el 30 de Septiembre de 2020


La excelencia cultural en la vitivinicultura Zuccardi.

La imagen de los Zuccardi, es que mientras otros prefieren tornar sagrados sus fines de semana y dedicarlos a las reuniones de amigos y a los asados familiares, la familia Zuccardi trabaja, esto es así porque en los quehaceres han conseguido convivir con la cultura del trabajo y la naturaleza de una forma empática.

Autor: Guillermo César Gómez


Cuando yo vivía en Maipú, Mendoza, mi casa estaba enfrente a una finca, allí el contratista vivía en la esquina con su familia en una casa de adobe. Sus condiciones eran de miseria absoluta, no solo en lo material, sino también en lo cultural.  Parte de la rutina del año era ver a su hijo indigente, arar con un caballo viejo y enfermo los surcos, el escenario no era más dignificante en la temporada de vendimia. Desde mi adolescencia, era para mí imposible imaginar, que ese precario universo laboral podría generar un salto de calidad cultural como lo consiguió la familia Zuccardi.  

Las zonas desérticas donde el agua es escasa, y el viento no arrastra humedad, genera por lo general hombres testarudos que solo acaparan para su sobrevivencia, tornándose socialmente apáticos. 

Pero los Zuccardi consiguieron transformar estas limitaciones atmosféricas y de temperamento en oportunidades. En la región semiárida consiguieron profundizar sus relaciones sociales y valorizar sus expresiones espirituales. La familia Zuccardi no es una empresa de mera acción comercial, es también un modelo moral de sociedad. 

Esta visión humanista se contrapone a la visión puramente comercial y egoísta del hombre terrateniente, que puede arrojar la pala al costado de la acequia, para colocar el dinero en la bicicleta financiera, para hacerle pagar a otros agricultores, la deuda y la fuga de divisas que él genera.


 Publicidad 


La familia Zuccardi tuvo tres ventajas objetivas en su ascenso, primero el pionero Alberto Zuccardi cuando llegó de Tucumán, vino con una perspectiva de ingeniero civil, una actitud que no remedaba la visión tradicional de los agricultores.

Empezó a abordar los problemas del desierto con un enfoque técnico y científico, y a esto se le sumó su extraordinario talento, y su natural propensión a la innovación.

En 1963 el Ingeniero civil adquirió en Maipú (Mendoza), una parcela de tierra desvalorizada y despreciada por los grandes terratenientes, lo hizo para experimentar un sistema de riego ideado por él, basándose en un método empleado en California, para este fin uso caños de cemento.

Su pasión por la viticultura lo lleva a ampliar los cultivos para otros terrenos y comenzar la edificación de la bodega en el año de 1968.


 Publicidad 


Desde la génesis la innovación y la apertura mental caracterizaron a la Familia Zuccardi. También se desarrollaron el parral de conducción Zuccardi y un sistema de cosecha Zuccardi. Contemplando no solo el cuidado de la uva, sino la calidad de vida del cosechador, esto generó una gran revolución en la visión de la vitivinicultura local.

También exportó por primera vez como varietal a la uva bonarda, y lo hizo para el Reino Unido, salteando los prejuicios locales, dado que percibió que en la isla de la Reina había una curiosidad más franca para los vinos desconocidos.

La Familia Zuccardi no es solo la bodega más innovadora del país, sino que consiguió además una cohesión social inédita.

 Sería  extenuante enumerar todos los cambios e innovaciones que introdujeron los Zuccardi en el universo del vino, pero a modo de verbigracia podemos decir:


 Publicidad 


Que poseen en su bodega un permanente estado experimental en la que se desenvuelven 35 nuevas variedades de vinos.

Una fe para la introducción de variedades de uva no tradicionales en Argentina, fue pionera en los varietales Tempranillo, Bonarda, Viognier, Caladoc y Sangiovese.

Familia Zuccardi, también hizo el primer tardío de Argentina, y el primer vino fortificado en base a Malbec.

También crearon el sistema de conducción, conocido bajo el nombre de Parral Zuccardi.


 Publicidad 


Pepe Zuccardi tiene tres hijos Sebastian es agrónomo y trabaja en Valle de  Uco, donde levantaron una bodega que es una bifurcación de la montaña y donde el viñedo de su bodega fue premiado como el mejor viñedo del mundo.

Miguel, el menor, desde el año 2004 es responsable de la producción de dos aceites Zuccardi, recibiendo múltiples premios y consiguiendo unas cohesiones sociales con los artistas increíbles.

Y Julia, la única hija de Pepe, es la responsable del proyecto enoturístico de la bodega, que recibe miles de visitantes cada año.

 Otra innovación de los Zuccardi es que su capital humano es permanente, no temporario. Los Zuccardi son en realidad una mega familia, dado que familias enteras son empleadas por la empresa desde hace cuatro décadas. Cuando pasa la época de la cosecha, su personal es capacitado para desarrollar actividades en otros sectores.


 Publicidad 


La empresa construyó el Centro Cultural y Recreativo Familia Zuccardi donde se desarrollan actividades sociales y de capacitación para el personal y sus familias. Allí Se dan clases de música, es más, el centro tiene su propio coro formado por los hijos del personal de la finca.

También tienen talleres de cocina y clases de educación física. Esto último también es diferente. Hice el servicio militar en Puente del Inca, al final de la dictadura militar, y con todo el dinero que colocaba el estado argentino, los soldados no teníamos educación física en el ejército.

El centro Zuccardi también tiene un centro de instrucción en computación y una biblioteca, y también existe un centro de educación para adultos.

Estas son otras de las tantas razones sociales, por las cuales hay que priorizar a los vinos Zuccardi a la hora de adquirir la bebida del dios Baco en los almacenes.


 Publicidad 







Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso