Introducirse en las catas de vino.


Publicado el 09 de Enero de 2017


Introducirse en las catas de vino.

De la cata se ha dicho que es a la vez un arte y una ciencia. De todas maneras, lo que si parece claro es que puede aprender y se puede enseñar.

Lo importante de catar vino es descifrar e interpretar las sensaciones que  nos da el vino. Acidez, amargura, dulzura son algunas de las sensaciones  que nos regalan los diferentes vinos, nos entregamos a ellas cuando estamos catando un vino con todos los sentidos.

Por ello, para ser un catador es necesario tener una nítida percepción de gustos y olores. Si bien es cierto que se puede diferenciar entre el catador aficionado y el catador profesional y las diferentes catas que se pueden realizar.

Cata Teórica

Es el inicio del aprendizaje de cata. Se puede considerar como el estudio de los mecanismos  gustativos en relación a la anatomía de los sentidos definiendo los umbrales de percepción de  los sabores elementales (dulce, ácido, salado y amargo).

Estas catas se desarrollan por adición de diversas sustancias en agua a diferentes  concentraciones para ir educando exclusivamente el sentido del gusto.

Cata analítica

En esta segunda fase de aprendizaje se intenta comprender la influencia del sabor y el olor con  la constitución del vino.

Se desarrollan los ensayos añadiendo a un vino base diversos contenidos, por ejemplo de  alcohol, glicerina, ácido acético, etc. y ordenar, de menor a mayor concentración, dichos vinos.

Cata descriptiva

Es la culminación de la cata en la que entran en juego los sentidos en relación a la fase visual,  olfativa y gustativa. Consiste, "simplemente", en describir con detalle y precisión las sensaciones percibidas en la cata, culminando en su calificación.





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!