La globalización del vino en Roma.


Publicado el 06 de Octubre de 2017


La globalización del vino en Roma.

La palabra vino viene del latín vinum, y ésta posiblemente proceda del griego oinos o woinos, que al mismo tiempo puede proceder de vine o waïnu, que es como se han encontrado las primeras referencias procedentes de la Edad de Bronce (1.500 años a.C. aproximadamente).

Además del término en sí, los romanos tomaron de los griegos todo lo relativo al cultivo de la vid y al consumo del vino, lo cual fueron capaces de adaptar a su cultura, y de expandirlo como propio posteriormente por todo el Mediterráneo.

El vino se popularizó notablemente. Se llegó a consumir en cantidades ingentes en todo el Imperio, lo cual hizo que muchas zonas se llenaran de viñedos, llegando incluso a marginar el cultivo de trigo y provocar cierta escasez de cereales, alimento básico. Tanto fue así, que el emperador Domiciano incluso se vio obligado a vetar la plantación de cepas nuevas.

Una de las mejores zonas de viñedos era la famosa Pompeya.

A partir de su destrucción en el 79 d.C., se sustituyó su vino por el importado de las plantaciones de dos regiones, principalmente: la Galia, concretamente de la actual Burdeos y de la zona del Rin; y de Hispania, en concreto de lo que hoy son Andalucía y La Rioja.

 

 





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!