La varietal viura para los vinos blancos en la Rioja Alavesa.


Publicado el 07 de Marzo de 2017


La varietal viura para los vinos blancos en la Rioja Alavesa.

Rioja Alavesa se caracteriza por su elaboración artesanal, el mimo y cuidado que los bodegueros ponen en su crianza y una producción limitada. Una de las uvas que podemos encontrar en la elaboración del vino blanco es la Viura.

El reconocimiento internacional de los vinos de esta comarca se asienta en la calidad de sus tintos, nutridos con uvas de las variedades Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano, aunque también se pueden encontrar nuevos y renovados blancos sobre todo de la variedad viura.

La Viura  es  una  variedad  de  ciclo  largo, con una maduración y brotación media-tardía, con hojas grandes de 5 lóbulos y un seno peciolar poco abierto o cerrado. En los nervios de las hojas no existe pigmentación antociánica. El limbo es de color verde claro brillante y arrollado sobre el borde y en el envés existe alta densidad de pelos tumbados. Los dientes que rodean la hoja son rectilíneo-convexos de longitud  media y con una relación longitud-anchura  media.

Es una variedad rustica y adaptable tanto a lugares frescos y húmedos como a suelos secos, donde  es  sensible  al folletaje,  senescencia  y  deshojado  precoz.  Tiene  una  alta  producción, fertilidad y rendimiento, por lo que se aconseja la realización de una poda corta y conducirla en espaldera debido a su sensibilidad al viento.

La calidad de sus uvas depende del control del rendimiento y el exceso de vigor, limitando ambos factores con riego y abonado nitrogenado en exceso, o cualquier otra operación que produzca un aumento de estos factores. Presenta una alta sensibilidad a podredumbre gris, ácaros, oídio y necrosis bacteriana, no viéndose afectada por mildiu.

Con la variedad Viura se elaboran vinos tanto secos como espumosos, ligeros, agradables, con un  buen  equilibrio  entre  acidez  y azúcar, y de un color pálido. También pueden elaborarse a partir  de  ella  vinos  dulces  naturales  en  función  de  las  condiciones  del  cultivo.  Los  vinos presentan  una  baja  concentración  en  potasio,  con  niveles  medios  de  ácido  tartárico  y  ácido málico. Su bajo contenido en oxidasas hace que sea un vino apto para la fermentación y crianza en barrica. En esta variedad resaltan los aromas florales y frutales, con una intensidad media, pudiendo potenciarse mezclándola con otras variedades





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!