Los magníficos vinos de la bodega Góes, en San Pablo, Brasil.


Publicado el 11 de Junio de 2021


Los magníficos vinos de la bodega Góes, en San Pablo, Brasil.

Tuve el honor  de conversar con el brasileño Luciano Lopreto, que habla a la perfección el idioma de Cervantes, él es director comercial de la prestigiosa Bodega Góes de San Pablo, en Brasil. Aquí pude percibir que no tener sus conocimientos en el mundo del vino, es estar fuera de la historia universal de las vendimias, historia que ya tiene más de 8.000 años en nuestra especie.

Autor : Guillermo César Gómez


La ciencia enológica es una verdad relativa de punta, de avanzada, y esta es una verdad verificable y universal que anexó nuevos paradigmas en Brasil, una persona que se precie de culta, de erudita, de gran conocedora de enología y no conozca la historia de la gran bodega Góes nos está engañando.

Esta historia nace en 1819 cuando el francés Augustin Saint Hilaire observa que las uvas de invierno en las colinas en Minas Gerais, Brasil son de mejor calidad que las del verano.

Uno de los lugares que visitó el botánico francés fue el Distrito de los Diamantes, en Minas Gerais, una región que albergaba una de las riquezas más codiciadas por la clase dominante de Portugal e Inglaterra.

Pero, además de los valiosos diamantes, el lugar tenía una curiosidad , pues tenía una incipiente plantación de viñedos para vinos.

Foto mundo del vino

Escribe el francés, con la corona portuguesa divorciada de la amada Portugal y desesperada por tomar vinos : “El gobierno debe impulsar, por todos los medios posibles, la siembra de la vid y la producción de vino en las regiones de Brasil donde puede haber esperanza de éxito, como en esta Capitanía de Goiás, en el Distrito de Diamantes y en la Comarca de Sabará, en Capitanía de Minas ” este es uno de los extractos de sus escritos, que retrata el potencial de la región para la producción de vino.

Mucha gente no sabe que el distrito de entonces, Diamantina revolucionaria todo lo que aprendimos y heredamos de la cultura grecorromana sobre cómo cosechar uvas y hacer vinos, es más, todavía falta este capítulo en mucha literatura universitaria sobre viticultura de la vitis vinifera.

En el siglo XIX, la localidad de Diamantina ya contaba con algunas especies de uvas portuguesas y francesas, y la producción de vino fue estimulada principalmente por el clero a través del primer Obispo de la región.

La observación revolucionaria de Saint-Hilaire de que en algunas regiones de Minas Gerais las uvas recolectadas durante la estación seca de invierno eran de mejor calidad que las recolectadas en el verano, lo cambiaría todo en la historia del vino del Brasil.

Esta anotación del botánico francés no pasó desapercibida para el investigador Murillo de Albuquerque Regina que comenzó a implementar la técnica en 2001, conocida como doble poda en viñedos de Minas Gerais, que consiste en revertir el ciclo de la planta y recolectar la uva en invierno, hoy aplicado por la bodega Góes en San Pablo.

 Hacia 1918, la filoxera -enfermedad provocada por un ataque de pulgón en las raíces y otras partes de la vid-, que se inició en Europa, también llegó a los viñedos de Brasil, y luego la actividad entró en declive, continuando solo con la producción de uvas americanas, especialmente Isabel y Niágara, ya que son resistentes a la plaga.


 Publicidad 


La génesis de la bodega Góes 

Foto mundo del vino

Confiesa Luciano Lopreto: Todavía estamos hurgando en los anaqueles de los archivos los orígenes remotos de la familia Góes en Portugal. Lo cierto es que tenían un origen modestos estos pioneros y entraron por el sur de Brasil, avanzando hacia el norte, así se dieron con las colinas de San Roque, San Pablo donde percibieron la altitud y la amplitud térmica como un lugar propicio para hacer vinos.

La historia una vez más fue reescrita, ya que el primer vino de Brasil (mucho antes que Argentina, Chile y Uruguay) fue producido en San Pablo, Brasil, por el pionero Bras Cubas.

Así comienza esta gran historia de la familia Góes. La pareja de inmigrantes  Benedito Moraes de Góes y Maria das Dores Lima de Góes en la primera década del siglo pasado se instalaron en São Roque, en el barrio de Canguera. 

Las incipientes sociedades demandan de todo, y así la familia Góes cultivará  fríjoles, papas, maíces, membrillos y peras.

Los hermanos Góes fueron los pioneros en el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos artesanales para consumo doméstico en la región. El trabajo era duro, porque todavía no se conocían los secretos de esta naturaleza, así fue entre los años 1910 y 1920.   

En aquellos primeros tiempos la tracción era a sangre, la mayoría de las mercancías circulaban en carretas de burros y mulas. Los hermanos Góes se hicieron populares en San Pablo, porque su famosa travesía que hacía llegar a San Pablo los productos del agro al mercado de Cantareira, hoy también conocido como el 'Mercadão de São Paulo'. En su retorno, llevaban productos para varios almacenes de la región, como víveres, ropas, zapatos y joyas.  

Alrededor del agitado año de 1920, cuando Brasil estaba bajo la política del café con leche, entre la San Pablo cafetera y la Minas Gerais del ganado, la plantación de viñedos y la vinificación comenzaron a crecer a partir del cultivo de variedades de uva americanas como Isabel y Niagara. 

En 1928 se inicia la construcción del primer tramo del ramal ferroviario de Mairinque a Santos,quebrando así el monopolio de la  Southern Railway,  creada por ingenieros y capitales ingleses.

En abril de 1931 se inaugura la Estación de Canguera en ''São Roque'', San Pablo, abriendo una gran ruta comercial para los productos del interior, incluidos los vinos.

Inicio de la comercialización del vino

Foto mundo del vino

El gobierno impuesto por Getulio Vargas  en la Revolución de 1930 implementó y adoptó en Brasil las primeras formas de legislación social, y apoyó al desarrollo industrial, estimulando normas favorables a la clase obrera que ya empezaba a aumentar en número e importancia política.


 Publicidad 


Fue en esta década, más precisamente en el año 1938, los vinos comienzan a ser comercializados oficialmente por la Familia Góes: se envasan en toneles de 100 litros, y se envían desde la estación de tren del barrio hasta la costa del Océano Atlántico. 

Los vinos iban acompañados de la cantidad precisa de etiquetas y precintos, para que los comerciantes los pegaran en los toneles, dando prueba del control de su origen.  

Inicio de producción de Vinos con la marca Góes

Foto mundo del vino

A principios de los 60, Gumercindo de Góes, de 50 años, comenzó a construir, junto a sus hijos, una nueva bodega. Mientras los Beatles comandan la ''British Invasion'' en el rock, seguidos de The Rolling Stones, The Who, The Kinks y varios otros.

Ya en 1962, se inicia oficialmente la producción de ‘’Vinhos Góes’’, en honor al apellido y origen de la familia, posteriormente registrada como Vitivinícola Góes. 

Uno de los primeros mercados conquistados por Vinícola Góes fue el de Brasil Central, con el envío de un lote completo de vinos a la recién inaugurada Brasilia. 

Juscelino Kubitschek inauguró la capital Brasília un 20 de abril de 1960, así fue declarada como nueva capital en un ambiente de emoción y euforia. Al final de la sesión, Juscelino fue llevado a hombros por los parlamentarios como un héroe. 

Uno de los grandes impulsores de este crecimiento fue, sin duda, el auge de las tradicionales y folclóricas ‘’Fiestas del Vino’’, que promocionaron los productos de Vinícola Góes en el panorama nacional. 

En estas fiestas, Gumercindo de Góes ganó varios premios, destacándose ya en la primera cosecha de 1963.  

Trabajan de manera incansable consiguiendo lanzar nuevos productos, mejoran las estéticas de sus etiquetas, amplían su departamento comercial y buscan nuevos distribuidores en otras regiones.


 Publicidad 


La ampliación de la bodega Góes

Foto mundo del vino

La bodega Góes ha invertido en buscar la calidad del producto, con objetivos de alcanzar un estándar internacional y competir con vinos importados que llegaron a las estanterías del mercado brasileño desde la época del presidente Collor de Mello.

Con el mercado en plena expansión, la producción, que se realizó con uvas de viñedos propios, no alcanza a cubrir la enorme demanda.  Por este motivo, Vinícola Góes buscó un epicentro alternativo a 988 kilómetros al sur del Brasil, en la Serra Gaúcha, y en 1989, en la ciudad de Flores da Cunha, adquirió una espléndida bodega en sociedad con la Familia Venturini, asegurando así el suministro de uvas y la posibilidad de producir vinos con mayor valor agregado, incorporándose también a la línea de vinos alta gama, lanzando a finales de los 90, las líneas Quinta Jubair Varietales y Sparkling Moscatel Vívere. 

El gran salto

Foto mundo del vino

También en los años 80 se inició una serie de inversiones en São Roque: en 1985, se adquirieron la propiedad, las instalaciones y la marca de los famosos vinos Quinta do Jubair; en 1989, la actividad de distribución con la apertura de la Distribuidora de Bebidas Góes; en 1999 comenzaron a investigar diferentes variedades de uva, principalmente vino (de origen europeo) en su Campo Experimental, un área de 2 hectáreas.

Por esta y otras razones, no se puede decir que uno pasó por la vida conociendo el universo del vino, si antes no probó un vino Góes, un vino de la gran epopeya brasileña.

Una proyección para el futuro

Foto mundo del vino

Hay que reconocer la cantidad de premios que ha recibido la Bodega Góes, en su liderazgo en Brasil, es un equipo que invierte en tecnología, selecciona las mejores variedades de uvas para la elaboración de sus vinos finos, y ya expresa madurez y conocimiento científico en la vendimia con técnica de poda inversa.

La bodega Góes invirtió cuatro  millones de reales en su alta tecnología, y se prepara para expresivo crecimiento en producción y ventas en este 2021.

La empresa destinó gran capital para las mejoras en los procesos de investigación de uvas para la elaboración de vinos, jugos y espumantes, y en todo el sistema de fábrica, invirtiendo en nuevos equipos, para la constante modernización.

Sin embargo, la apuesta más innovadora y expresiva de la compañía fue la adquisición de una nueva y completa línea para el envasado de vinos de latas, con una capacidad de producción de aproximadamente de 4.000 latas por hora. 

No solo cuenta con los recursos tradicionales ya consolidados, también tiene tecnología de punta  para el llenado, dado que  tiene equipos para pasteurización, nitrogenación y aplicación de mangas de alta complejidad, lo que permite una gran flexibilidad para la elaboración de conservas de vinos, jugos y otros derivados del producto.

Foto mundo del vino

El vino en lata es una tendencia ya consolidada en el primer mundo, y ahora llega al Brasil con la bodega Góes. La lata aporta atributos al consumidor como conveniencia, nuevas ocasiones de consumo, es decir, en lugares no tradicionales como la playa o el paseo de campo, y siendo Brasil con tantos escenarios para el ocio del verano, tiene un lugar privilegiado en su mercado.


 Publicidad 






TOP10 vinos más vendidos en AMAZON


Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso