Pancipelao, gran apuesta de cocina tradicional española en el madrileño barrio de Vallecas.


Publicado el 25 de Febrero de 2021


Pancipelao, gran apuesta de cocina tradicional española en el madrileño barrio de Vallecas.

Guisos, arroces y asados son sus especialidades, a precios muy asequibles. Menú de cocido madrileño en cuatro vuelcos y ahora también se sirve a domicilio.

Autora: Pilar Hernández Coloma 


Pancipelao fue uno de los restaurantes madrileños nacidos en plena época del Covid  y en cuestión de poco tiempo se ha convertido en uno de los templos de disfrute de cocina tradicional para los amantes del buen comer y del cuchareo.

Ubicado en el barrio madrileño de Vallecas, su propietario Tomás Gutiérrez, dueño también del restaurante La Clave situado en la calle Velázquez en pleno barrio de Salamanca y Presidente de los hosteleros de Madrid, ha invertido  en una profunda reforma del local, antes conocido como la marisquería El Faro, y lo han transformado en un rústico mesón de los de toda la vida con tres amplios comedores y cocina abierta.

Foto mundo del vino

Al mando de los fogones se encuentra el chef toledano Pepe Filloa con más de 40 años de experiencia. 

Foto mundo del vino

La carta de Pancipelao es una apuesta por la cocina tradicional con guisos de cuchara como el popular cocido en cuatro vuelcos del cocinero toledano (croqueta de pringá, sopa, garbanzos y verduras y viandas), que viene de obtener en el restaurante La Clave (Velázquez, 22) la Mejor Nota Media del Club de Amigos del Cocido en sus 30 años de historia. 

Se sirve de lunes a domingo por 21€ (sin pan, bebida ni postre). 

El cocido también puede encargarse para recogida en el local y ahora por el mismo precio que en el restaurante, pedir cocido a domicilio desde Vallecas es algo más que una novedad de la XI Ruta del Cocido Madrileño. Hasta el miércoles 31 de marzo, más de 40 restaurantes de la Comunidad participan en un certamen que adapta al delivery un plato con siglos de historia cuyo origen se remonta a la olla podrida medieval.


 Publicidad 


Foto mundo del vino 

El cocido de Pancipelao puede encargarse desde Just Eat y por teléfono en un radio de 5 km a la redonda, para barrios como Entrevías, San Diego, Palomeras, Portazgo, Nueva Numancia... 

 “Esta edición de la ruta quiere potenciar el servicio a domicilio”, apunta el director de la Ruta del cocido: Alberto de Prado. “Además, el cocido también está muy rico al día siguiente de cocinarlo”, puntualiza.

Además del cocido, otros 20 platos regionales integran la nueva carta a domicilio de Pancipelao. 

Su cocina casera se adapta así al formato y públicos del delivery, con clásicos asturianos de cuchara como la fabada y las verdinas, además de cachopos (de solomillo y de merluza), arroces mediterráneos (negro, ciego y paella), hamburguesas, ensaladas (perdiz, burrata y rusa) y entrantes con cuatro tipos de croquetas, chocos y tortilla de bacalao.

Los arroces y asados son las principales especialidades de una carta rotacional que supera las 60 referencias, enriquecida con numerosas sugerencias del día y especial atención a los productos de temporada. 

Foto mundo del vino

Lo que está claro es que utilizan una excelente materia prima con predilección por la nacional.  


 Publicidad 


Nosotros comenzamos como entrante con un plato de cecina de León, ¡excepcional!  (tengo que decir que de la mejores que he probado) armonizada con un buen crianza de Ribera de Duero de bodegas Pagos de Quintana. 

Foto mundo del vino

No podíamos resistirnos a disfrutar de su popular cocido y pedimos medio (uno de los que más me gustan de la capital, y del que hablé en otro post ya que es el mismo que en la Clave), porque queríamos probar también  sus excelentes asados castellanos en los que cabe destacar el cochinillo y la paletilla de lechal al estilo segoviano.

Crujiente, tierno, en su punto, jugoso, con un sabor y una textura exquisita.

Foto mundo del vino

Además, de lunes a domingo, el segundo comedor sirve los Menús Especiales de asados y arroces.

Por ejemplo, un primero a elegir entre cuatro y un segundo con ¼ de lechazo o cochinillo, pan, vino y postre, por 60€ (para dos personas).

El comedor principal se reserva exclusivamente para comer a la carta.


 Publicidad 


Dejamos hueco para el postre y deleitar nuestro paladar con las famosas filloas de crema pastelera del chef Pepe que bien merecido tiene el segundo nombre, Filloa, pues creo que son una auténtica delicia para los más golosos.

Foto mundo del vino

Una veintena de clásicos componen la carta de vinos, con Reservas de gama alta como el Rioja Viña Ardanza y el Ribera Malleolus de Emilio Moro, idóneos para regar las carnes rojas.

Para los arroces y pescados, el rosado Chivite Las Fincas de Arzak y los blancos Señorío de Blanca Peña, Godello y Albariño. Dando juego, el versátil Ribera Pagos de Quintana, Roble y Crianza. 

¿Y el nombre de Pancipelao, de dónde procede?

Pues tiene una curiosa historia:

Los pancipelaos en antiguos tiempos de necesidad, los habitantes más pobres de las afueras de Bornos (Cádiz) se adentraban a robar en las fincas de los ricos terratenientes del vecino Villamartín. 

Así, a estos bornichos se les conocía como ‘pancipelaos’: se decía que tenían la panza pelada de arrastrarse por debajo de las vallas. 


 Publicidad 


Pancipelao rinde homenaje al origen humilde de Tomás Gutiérrez, un bornicho que llegó a Vallecas hace 50 años “con una mano delante y otra detrás”. “Universo humano de la clase obrera de todas las Españas”, según escribía su poeta Luis Pastor del barrio más proletario de Madrid, que acogió a Tomás en años también duros: “No teníamos ni días ni noches, trabajábamos 16 y 18 horas al día”. 

Allí empezó a trabajar como camarero con 19 años, allá por 1970. En 1975 ya dirigía su primer bar. “No vine con mentalidad empresarial, vine a buscarme la vida”, recuerda. En 2007 regentaba 16 locales con 240 empleados, entre ellos el legendario Museo Chicote.

Actualmente, tiene a su cargo siete establecimientos, cinco en Vallecas.

Foto mundo del vino

Finalizo comentando que además de tener platos muy ricos, con aroma a buena cocina casera de madre, la atención del servicio es de gran amabilidad. Deseando volver a probar lo que nos quedó en el tintero: sus arroces.  

Foto mundo del vino

Restaurante Pancipelao

Calle Sierra de Alquife, 26

Tfno: 91 447 79 20

 

Autora: Pilar Hernández Coloma es comunicadora gastronómica especializada en el canal Horeca, con más de 20 años de experiencia en diversos medios de comunicación y agencias de publicidad. Le encanta descubrir nuevas tendencias en el arte del buen comer y beber, viajar y compartir sus vivencias gastronómicas en este blog.


Pilar Hernández Coloma

Foto mundo del vino






Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso