La saga del dios del vino en San Pablo, Brasil.


Publicado el 29 de Enero de 2021


La saga del dios del vino en San Pablo, Brasil.

Esta es la aventura mítica del dios Baco recorriendo todas las regiones vitivinícolas de San Pablo, Brasil... A esta saga la escribí para tener un hilo conductor, y ella pretende exaltar del porqué el primer vino de sudamérica nació en San Pablo, Brasil.

Autor: Guillermo César Gómez. 


Cuando el dios Baco se enteró de que en el puerto Alis Ubbo, en otros tiempos de los fenicios, el rey de Portugal buscaba a sus amigos de la infancia para una expedición a la Nova Lusitânia, el dios rápidamente se escondió del Vigário Gonçalo Monteiro en un barril de vino, este barril estaba en el puerto para ser transportado en el barco de Martim Afonso de Sousa. Fue así que allí escondido, el dios Baco, logró atravesar el peligroso Alveus Oceani, su idea era llevar la maravilla del vino al Reino de los Incas.

Pero el dios Baco llegó irritado a la isla de São Vicente, hizo puerto en un barco de 500 toneladas con Martim Afonso de Souza, en esa isla que ya tenía un bautismo de vespucino.

El dios no pudo salir del barril, ya que estaba cerrado por fuera, entonces Baco comenzó a gritar y fue ayudado por la paulista Bartira Isabel Dias.


 Publicidad 


A causa de este inicial malestar en la isla, el dios Baco pronunció una maldición sobre el lugar dentro del barril, y es por eso que en 1542, el mar enloqueció, y se tragó la playa y destruyó la capilla matriz.

Foto mundo del vino

En Cubatao

El dios Baco tiene problemas con Brás Cubas y João Ramalho, discuten nerviosos cuando ven que los esquejes de vid no florecen en el pantano.

Entonces João Ramalho decidió escalar la “Serra do Mar” siguiendo un sendero indígena, y luego fue seguido por Brás Cubas y el mismísimo dios Baco.


 Publicidad 


Serra do mar

El dios Baco se durmió exhausto en el monte y soñó que apareció desnudo, después de una gran embriaguez, en los jardines de la bodega Davos en Ribeirão Branco.

Largo da Concórdia

El dios Baco junto a Brás Cubas coloca las plantas de vino a orillas del río Tatuapé, que dan buenos frutos y así producen el primer vino sudamericano, el vino Brás. Así levantan la bandera NO DVCOR, DVCO.

Patio del Colegio

El sacerdote jesuita Manoel de Nóbrega pelea con João Ramalho en el Pátio do Colégio, el jesuita está indignado por el hecho de que João está semidesnudo y comete herejía satánicas  al tener sexo con muchas indias, pero al final João es defendido por el dios Baco y el cacique Tibiriçá...


 Publicidad 


São Roque

El dios Baco toma un carruaje hasta São Roque, y cuando llega visita todas las bodegas para bendecirlas, ya en el museo universal del vino conoce a Pedro Vaz de Barros, primer enólogo de esa tierra y fundador del pueblo. Luego, el dios Baco duerme en el museo del vino.

El primer amor tendrá lugar en este museo donde Macunaíma queda encantado con una romana, así se enamora de la sacerdotisa del dios Baco Paculla Annia.

Jundiaí

El dios Baco visita las bodegas de Jundiaí con su carruaje y allí conoce a los fugitivos Rafael de Oliveira y Petronilha Antunes que huyeron de São Paulo por cometer delitos pero se emborrachan con el dios Baco...


 Publicidad 


Cuando el dios Baco le preguntó al sargento Licurgo, en el barrio de Traviú, : ¿Dónde estaba el camino de Peabiru al Reino de los Incas?, el suboficial se negó a contestar, por lo que el dios Baco lo transformó en un viñedo de la uva Niágara Rosada, creando así esta rara variedad de uva.

Louveira

En los campos de Louveira, el dios Baco conoce la preocupación que tiene el riojano Gaspar de Oliveira, al enterarse de las conspiraciones en Portugal para sacar al rey español de Portugal, pero el dios Baco está desesperado por la sed, y no puede atenderlo. Es cuando el dios Júpiter lo auxilia con un misterioso burro, que lo conduce al dios Baco al río Capivari, donde el dios del vino sacia su sed.

Ciudad de los viñedos

Como explican los libros sibilinos: Teseo había abandonado a Ariadna en la isla de São Vicente de São Paulo, pero Júpiter se transformó en un toro blanco volador, y así colocó a Ariadna en su lomo y la llevó el ‘’Castelo dos Vinhais’’, para presentarla al dios Baco y allí se casaron.


 Publicidad 


En el '' Castelo dos Vinhais '' se irguió la bandera NON DVCOR, DVCO y así se abrió  la sesión para la consagración de Baco y los vinos de São Paulo en Brasil.

Para el matrimonio del dios Baco y Ariadna, solo asistieron  personas con gran fama y notoriedad, como los músicos Eméritos Lobo de Mesquita, José Maurício Nunes García, Marcos Antônio Fonseca de Portugal, Segismundo von Neukomm (discípulo de Haydn) y Jesuíno Francisco de Paula Gusmao. También estuvieron presentes los pioneros de las playas como Diogo Álvares Correia, el bachiller de Cananéia, entre otros, pero la lista era interminable.






Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso