¿Todas las variedades cultivadas de vid sirven para vinificación?.


Publicado el 05 de Julio de 2017


¿Todas las variedades cultivadas de vid sirven para vinificación?.

La distinción entre las variedades de uva de mesa, de pasificación y de elaboración de vino se realiza a través de sus características morfológicas: el tamaño y forma de los racimos y bayas, el grosor del hollejo o el número de pepitas.

Las variedades cultivadas de vid están constituidas por un conjunto de individuos que tienen en común caracteres morfológicos y tecnológicos muy próximos para designarse por el mismo nombre, pueden ser un clon único (población de plantas donde todos sus miembros descienden por multiplicación vegetativa de un solo individuo) o estar constituidas por varios clones aparentemente muy próximos entre si.

Se pueden clasificar las variedades de vid atendiendo a numerosos criterios, en función del destino de la uva se consideran tres categorías de variedades:

- Uvas de mesa que corresponden a variedades de vid de racimos grandes y sueltos, con bayas grandes de pulpa carnosa y piel resistente, con o sin semillas, con características gustativas atractivas paras su consumo en fresco. Ejemplos: Italia, Cardinal, Flame seedless, Superior sedles.

- Pasas, son variedades de pulpa por lo general consistente y muchas de ellas sin semillas, aunque las hay con semilla. Ejemplos: Sultanina, Corinto, Moscatel de Málaga.

- Variedades de vinificación presentan generalmente bayas jugosas y azucaradas que permiten la elaboración de vinos con diferentes aptitudes enológicas. Ejemplos: Tempranillo, Garnacha, Albariño, Merlot, Chardonnay.

Podemos hablar también de variedades para destilación en las que se recogen frecuentemente variedades blancas, neutras y muy productivas que se destinan a la obtención de aguardiente.

- Algunas variedades de vides presentan aptitudes mixtas como el caso del Moscatel de Alejandría o Moscatel de Málaga, que se emplea para mesa, pasa, vino e incluso destilación.

La reglamentación europea clasifica las variedades de vid en cuatro categorías: variedades de uva de vinificación, variedades de uva de mesa, variedades de uva para uso particular entre las que se encuentran las categorías destinadas a la producción de aguardiente, las destinadas a conserva y las pasas, y por último las variedades de portainjertos que son cultivadas para la producción de plantas de vid destinadas a producir la parte subterránea de las plantas.

La reglamentación europea considera variedades recomendadas para vinificación aquellas que deben de ser utilizadas en las nuevas plantaciones, y variedades autorizadas para vinificación las que sólo pueden emplearse cuando así se establezca en las campañas anuales de plantación.





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!