El vino antiguo de España


Publicado el 14 de Enero de 2020


El vino antiguo de España

Los orientales comprendieron que la vida surge de la muerte en la vendimia, de ahí la idea de resurrección y fertilidad, ambas primordiales para la sobrevivencia de un sistema de creencias. Autor: Guillermo César Gómez

Los romanos preservaron la cultura de la vitivinicultura fenicia y griega, es más, la incorporaron con éxito a su panteón y artes escénicas. Pero con el colapso del Imperio Romano la viticultura sufre un duro golpe, una gran derrota general, ya que el vino pierde su carácter lúdico- festivo, nunca más será representado por el júbilo del dios Baco.


Al desaparecer el imperio romano nunca más un dios es asociado con la alegría de vivir o la diversión dionisiaca. Entonces pasan a ser perseguidos y tratados como degenerados los seguidores del dios Baco, los ritos cristianos comienzan a despreciar los ritos de sus antepasados y los tratan con ironía de ignorantes y paganos a sus contemporáneos.

Si bien en las bodas de Caná Jesús hace vino con agua para borrachos al final de una fiesta, en un gesto lirico y totalmente dionisiaco. La iglesia de Constantino (por el contrario) lo toma al vino como un rito solemne y circunspecto por el misterio de la eucaristía, solo rescatando su aspecto sacramental en la última cena.

Los españoles crearon una empatía con las creencias emitidas por los Concilios de Toledo, los visigodos tenían eternas discusiones bizantinas sobre la naturaleza de Jesús Cristo y en los dieciocho concilios celebrados en Toledo (durante tres largos siglos) los visigodos no pararon de discutir en la península ibérica de religión y vino divino.

vinosantiguosespaña

En los visigodos el mayor número de citas se refieren al vino como tal (vinum), con variantes como merum (vino puro) o fruto Liquido, siguiendo el lenguaje latino.


Pero en el universo visigodo el vino se torna cada vez más pomposo y en una ocasión al mosto o zumo de uva se lo llega a denominar sanguis uvae.


El vino con los visigodos aumenta su contenido estrictamente cristiano, que toma en ocasiones la condición de rígidas citas bíblicas, todo se sintetiza al final en su papel como ofrenda eucarística.


Los visigodos empezaron a horrorizarse con quienes sustituyen en el altar el vino por leche, o por un racimo de uvas sin estrujar.


 Publicidad 



Los visigodos hablaron de religión hasta secar su saliva, cuando menos pensaron estaban todos enemistados y fueron presa fácil de una cultura extranjera que no gustaba de vino.






Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso