Vino para el menú de fin de año.


Publicado el 30 de Diciembre de 2015


Vino para el menú de fin de año.

La cena de fin de año es un momento especial, en el que las mesas se visten de gala con los mejores platos. Por ello lo ideal es acompañar estas recetas con los vinos que mejor maridan.

La cena de fin de año es un momento ideal para vestir la mesa con las mejores recetas. En Nochevieja, hay platos típicos que en ocasiones no son fáciles en el maridaje. Por ello te dejamos alguna recomendación para despedir el año con la mejor experiencia enogastronómica.

Algunos grupos de alimentos que cobran una especial relevancia en las celebraciones del Año Nuevo, pero que curiosamente son de origen humilde y típico de cocinas populares: las legumbres y ciertos vegetales. En España uno de los platos tradicionales es la lombarda, servida en muchas ocasiones acompañada de frutos como pasas o piñones, que le dan su punto dulce.

El plato de lombarda es muy rico en matices, según la receta de cada hogar, pero algunos vinos blancos tienen un punto ideal para el acompañamiento. Sin duda un buen albariño. En Alsacia y Schwarzwald (el que no sepa alemán, que estudie) la comen con Gewürztraminer o Riesling, pero España, Albariño, Godello, Treixadura o Verdejo, puede ser una buena opción. Si se opta por un tinto, puede ser posible, pero con un vino joven y muy afrutado.

Otro plato típico de estos días son el Cardo con salsa de almendras. Este plato tiene muy difícil maridaje, pero funciona bastante bien con los Rosados. Un buen rosado afrutado de Navarra o Cigales por ejemplo, puede establecer el punto de acompañamiento perfecto, aunque también funciona con algún vino Chardonnay.

Para los platos principales con carnes de ave, lo ideal es contar con vinos tintos con carácter, pero no muy astringentes, un vino tinto joven, suave y afrutado será un buen acompañante.

En muchas cenas de año nuevo se cocina pescado como plato principal, por ejemplo en tradicional besugo al horno o rape con almejas. Si no se quiere arriesgar demasiado, este tipo de platos encuentran acompañante en torno a vinos blancos, frescos, con personalidad y sutiles toques de barrica. Si se quiere apostar por el tinto rompiendo la regla, lo mejor es elegir por ejemplo un vino elegante, persistente y aterciopelado. Esto se puede encontrar en la viveza de los grandes vinos jóvenes de la Ribera del Duero.

Para tomar las uvas el Cava es el mejor acompañante.





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!