LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodegas Valenciso

BODEGA VALENCISO. Con la fusión de dos grandes bodegueros Luis Valentín y Carmen Enciso se crea Bodegas Valenciso. Apuestan por la calidad y la elegancia, elaborándo un solo vino tinto por añada. Su lema "Una única bodega, un único reserva"

De bodegas con la bruja Viri | 2017-02-17 13:06:03


VALENCISO

OLLAURI (RIOJA ALTA)

 

 

 

En el año 1998, Carmen Enciso y Luis Valentín, dos bodegueros con más de 25 años de experiencia en el sector, unieron su gran pasión por el vino y todos sus conocimientos creando de la fusión de sus apellidos Bodegas Valenciso.

La bodega se encuentra en el pueblo de Ollauri al norte de la Rioja Alta. El clima en esta zona, diferente al resto de la Rioja por la zona montañosa que la rodea, hace que los calores del verano sean más moderados y provocan un suelo arcillo-calcáreo y pobre que es el más apropiado para las cepas.

 

 

Al llegar a la finca, lo primero que me llama la atención es la gran puerta de hierro del escultor Juanjo Novella que se asemeja a la nervadura de una hoja de vid.

La bodega, rodeada de viñedos, es obra del arquitecto Alfonso Samaniego. Destacan las líneas modernas, predominando la calidad y huyendo de grandes sofisticaciones.

 

 

Con Carmen Enciso nos vamos a recorrer parte de las 22 hectáreas de viñedo propio, todos de uva Tempranillo, de las que consta la bodega.

Carmen me cuenta con un gran entusiasmo los comienzos de Valenciso. Ellos tienen una larga trayectoria enológica.

 

 

Estudiaron con reconocidos enólogos franceses y trabajaron durante muchos años en bodegas de la Rioja Alavesa. En 1998 decidieron asociarse y elaborar su primer vino.

Lo realizaron en instalaciones alquiladas y posteriormente con mucho trabajo, paciencia y gran esfuerzo vieron realizado su sueño con la construcción de su propia bodega.

 

 

Recorremos los viñedos donde todas las cepas son de uva Tempranillo. Me voy encontrando muy poca cantidad de grandes y perfectos racimos en cada cepa, Carmen me comenta que en La Rioja, aunque el Consejo Regulador permite recoger 6.500 kilos por hectárea, ellos prefieren vendimiar solo unos 5.000 kilos para conseguir que la uva sea de la máxima calidad y todo el vigor de la cepa esté más concentrado en los pocos racimos.

 

 

En esta zona, las parcelas son muy pequeñas, la media es de media hectárea por viña.

El cuidado del viñedo lo realizan según la Viticultura Sostenible, siendo muy respetuosos con el suelo y la vid, plantando hierba para quitar vigor a la cepa, dependiendo de la añada.

 

 

Con las montañas que la rodean, flanqueada por los viñedos y con la vista del bonito pueblo de Ollauri al fondo, hace que Valenciso se encuentre en un sitio privilegiado que dan ganas de seguir paseando y disfrutando del paisaje entre viñedos.

 

 

Volvemos a la bodega donde están en plena vorágine ya que es época de vendimia. Allí el agua pasa por una máquina muy novedosa para quitar el cloro y que no aporte ningún matiz perjudicial.

La elaboración de sus vinos es bastante singular. Una vez que han despalillado, realizan siempre la maceración y la fermentación alcohólica en grandes depósitos de hormigón. Esta particularidad viene de haber trabajado y estudiado con métodos franceses. Carmen me comenta que el hormigón es más estractivo que el acero, esto ayuda a que el vino no pierda color.

 

 

La fermentación maloláctica se realiza de forma espontánea cuando vienen los meses de calor y siempre con la levadura autóctona dentro de estos bloques de hormigón.

Con ello consiguen que sus vinos se mantengan vivos y estables durante años sin alterar el color ni los aromas por el paso del tiempo. 

 

 

Se nos une Luis Valentín, la otra mitad de Valenciso. Desde el primer momento decidieron elaborar un único tinto por cosecha para centrar sus esfuerzos en un gran vino reserva de calidad y que tuviese una personalidad singular. 

Su lema "Una única Bodega, un único Reserva".

 

 

Envejece en barrica de roble francés entre doce y dieciocho meses.

Una vez que ha terminado el tiempo de envejecimiento en barrica, vuelven a dejar el vino en los depósitos de hormigón durante un año antes de embotellarlo.

Utilizan siempre barricas de roble francés poco tostadas para no elaborar vinos con demasiados aromas y matices de la madera. Estas barricas se utilizan como máximo tres años.

 

 

Con su método de elaboración, lo que consiguen en su tinto reserva 100% Tempranillo, es crear un vino que envejezca perfectamente gracias a su firmeza. Lo embotellan en distintos tamaños de Magnum aportando una cualidad todavía más interesante.

Valenciso Blanco. Un coupeage gran parte de Viura y algo de Garnacha Blanca todo de viñedos viejos. Envejecido en roble ruso y muy pequeña producción. Muchos aromas frutales a piña y leves toque a vainilla.

Valenciso Rosado. Una creación fruto de la casualidad. En el año 2010 para mejorar un depósito y hacer un sangrado, detectaron que el vino estaba un poco claro para tinto y decidieron elaborarlo como Rosado. Tuvo tanto éxito que lo crean anualmente. Mucha fruta roja con toques muy especiados.

Valenciso Reserva. Un vino muy elegante que invita a seguir disfrutándolo. Mucha intensidad aromática a fruta madura con tonos herbáceos.

 

 

Solo me queda agradecer a Carmen y Luis la amabilidad que me demostraron. El día tan agradable que pasé en su compañía y felicitarles por su Bodega Valenciso. Creada con mucho trabajo y sacrificio en la que pretendían elaborar un gran Vino Reserva donde imperase la calidad y la elegancia y lo han logrado sobradamente.

Invito desde aquí a que visitéis la bodega y disfrutéis tanto del paraje donde se encuentra como de sus afamados vinos.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...