LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino volcánico de Lanzarote

En Lanzarote la viticultura es muy peculiar, la pluviometría apenas sobrepasa los 150 mm/año y en ocasiones es afectada por la calima. Sin embargo los suelos volcánicos fértiles, la influencia de los vientos alisios, cargados de humedad del Atlántico y el esfuerzo de los viticultores son capaces de sacar adelante un vino de gran calidad.

Producción de Vino | 2014-08-14 14:08:41


La isla de Lanzarote, de 800 kilómetros cuadrados, es la más septentrional y antigua del Archipiélago canario. Su altura máxima es de unos 600 metros sobre el nivel del mar.

La climatología es suave, con una temperatura media de 18ºc en invierno y de 23ºc en verano. En cuanto a la pluviometría destaca las escasas precipitaciones y el viento, que sopla de forma continua aunque flojo. Aspectos todos que marcan la personalidad de su agricultura y de forma especial la de sus vinos.

La agricultura del viñedo es muy difícil por la conformación del suelo volcánico. Grandes zonas de la isla fueron recubiertas por la lava.

Desde San Bartolomé hasta Uga se extiende el cultivo del viñedo. Se trata de una franja ancha de tierra cubierta de modo natural con materiales volcánicos ligeros, a la que se le denomina La Geria. Las cenizas procedentes de la erupción de Timanfaya entre 1730-1736, bañan todo este escenario. Este territorio está caracterizado por el cultivo de viñas en hoyos excavados en las propias cenizas volcánicas, donde la sabia mano del hombre las protegió del viento a través de pequeños muros semicirculares de piedra. En este lugar el viticultor ha diseñado un cultivo dentro de hoyos profundos de un material denominado picón. El objetivo de su construcción es para que las raíces de las cepas lleguen a la tierra vegetal. El picón cumple, además, dos objetivos: resguarda a modo de pared a la planta y sirve de esponja que retiene el aguade las escasas precipitaciones. Este genuino método de cultivo se mantiene desde el siglo XVIII, y después de las erupciones del S. XVII.

Para proteger las plantaciones de los vientos, los viticultores han construido muros pequeños con piedras de lava colocadas alrededor de los hoyos, con lo que el número decepas por hectáreas es muy pequeño. La superficie actual ocupa aproximadamente unas 1.980 hectáreas. Cifra que esperamos aumentar gracias a las ayudas actuales de reestructuración del viñedo.

La vendimia por su situación climática y geográfica es de las más tempranas en el hemisferio norte: en el mes de julio y agosto. Siendo complicada la operación por la conformación del suelo, el cual obliga a que se haga de manera artesanal todas las labores. Las producciones son escasas pero de alta calidad. La variedad predominante es la Malvasía, seguido en menor volumen por Listán Negro, Listán Blanco, Moscatel, Diego, Burra Blanca y Negramoll.

Los vinos blancos jóvenes son mayoritarios, seguido de los tintos y rosados. No obstante, las vinificaciones especiales (Moscatel y Malvasía dulce),de guarda, y espumosos también son importantes. Su vino más preciado es el Malvasía. Lanzarote dispone de su propia Denominación de Origen desde 1994. El Consejo Regulador es el encargado de velar por la calidad y origen del producto que están bajo su amparo. Para eso se realiza un control exhaustivo desde la vendimia hasta su embotellamiento, pasando por rigurosos controles analíticos y organolépticos. Así una calificación favorable se certifica, a la vista del consumidor con una contra etiqueta enumerada y el distintivo del Consejo Regulador.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...