LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Ruta del vino de Utiel Requena, paradigna del enoturismo en el levante español.

El clima mediterráneo, una gastronomía rica y saludable, espacios mágicos rodeados de paisajes inolvidables, envuelven una Denominación de Origen caracterizada por pertenecer a la comarca valenciana con mayor dedicación al vino.

Enoturismo | 2015-01-16 11:57:13


Fotografía: ACEVIN

A lo largo de los 10 municipios que componen este itinerario (Camporrobles, Caudete de las  Fuentes, Chera, Fuenterrobles, Requena, Siete Aguas, Sinarcas, Utiel, Venta del Moro  y Villagordo de Cabriel) discurren las  más de 40.000 hectáreas de viñedo que  componen la denominación de origen de Utiel-Requena, una de las primeras  en constituirse en España, en el año  1957.

Utiel-Requena es una región,  mayoritariamente, de vinos tintos y  rosados, obtenidos de las variedades  tintas. En los últimos años, los cavas  también están adquiriendo un gran  protagonismo, por lo que se está  ampliando la plantación de variedades  blancas. Las uvas protegidas son; Tintas: Bobal, Tempranillo, Garnacha,  Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y  Pinot Noir y Blancas: Macabeo, Tardana o  Planta Nova, Chardonnay y Sauvignon Blanc.

Con 17 bodegas visitables, la Ruta acerca a los  turistas y viajeros la realidad del vino: los viñedos, las variedades de uvas, el proceso de fermentación, maduración,  embotellado, etc. Son muy diversas las actividades que se pueden  hacer en ellas, desde las catas y maridajes, hasta la participación  en vendimias o paseos en globo para ver los viñedos desde lo  alto del cielo.

Debido a la ubicación de esta comarca y a su clima de interior, la  gastronomía está compuesta por platos suculentos elaborados  con aceite de oliva y otros productos naturales de estas tierras de secano y basados en recetas tradicionales, que siempre encuentran el maridaje perfecto con los vinos Utiel-Requena.

La oferta gastronómica es muy rica y variada, existen muchos platos elaborados con carnes de cerdo como la olla, el potaje, los bollos o tortas con magras y sardinas, los famosos embutidos  y el jamón de esta región. Destacan otros platos típicos como  el ajoarriero, el arroz a la cazuela o con bajocas, las patatas en  caldo, y otros cocinados con carnes de caza como el gazpacho y  el morteruelo.

Los dulces también tienen aquí su protagonismo, elaborados con  miel, encontramos el alajú -de origen árabe- y los burruecos, los  turroncillos, los pastelitos de boniato, las empanadillas y tortas de manteca.

Adaptada a las necesidades de cada turista, la Ruta oferta  productos que encajan con todo el mundo, ofreciendo desde turismo  activo hasta la posibilidad de  pasar un fin de semana tranquilo  degustando los mejores platos de los mejores restaurantes.

Saborear un buen vino, degustar su embutido, descansar en hoteles con encanto o en alojamientos rurales cerca  de la naturaleza, permiten al usuario vivir una experiencia inolvidable.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...