LLAMANOS 34 91 535 89 90

Menorca y la reputación histórica del vino menorquin.

Las últimas décadas, Menorca ha recuperado lentamente sus viñas, hasta alcanzar, en el año 2002, el sello de calidad ‘Vi de la Terra Illa de Menorca’, una indicación geográfica protegida que atestigua la calidad y procedencia de sus vinos.

Cultura del Vino | 2017-01-03 15:50:39


La viña se cultivó en Menorca durante el Imperio Romano y se mantuvo incluso entre los musulmanes. Su época de esplendor llegó en el siglo XVII. Recuerdo de su legendario cultivo son los numerosos lugares conocidos como “viña” que se encuentran por toda la isla.

Menorca contó con una producción de vino muy importante durante más de un siglo. A partir de la conquista inglesa (1708), el estímulo de una población en alza, que casi se duplicó en cien años, la presencia de las tropas británicas y las frecuentes estancias de los marineros de la Navy estimularon un crecimiento notable de la viña.

En aquella época, el cultivo de la viña se extendía por toda la isla, pero su expedición se realizaba desde el puerto de Mahón por su situación estratégica desde el punto de vista militar y comercial. Aún hoy otros productos agroalimentarios que se elaboran en distintos puntos de la isla llevan asociada la mención de Mahón, tal es el caso del queso Mahón-Menorca.

La producción de vino creció de forma importante hasta la década de 1760, en la que se estabilizó. Así, se ha estimado que dicha producción pasó de 1.900.000 litros en los años 1730-1749 a los 2.910.000 litros entre 1760-1809, lo que implica un aumento del 54 %.

Con el cambio de siglo las plantaciones de viña siguieron creciendo, alcanzando su pico entre los años 1810 y 1814. La extensión cultivada de viña se situó en las 1.300 hectáreas.

Por todo lo expuesto se puede decir que el vino de Menorca fue en aquella época altamente apreciado por su calidad.

Debido a diferentes causas, entre las que destacan las enfermedades fúngicas como el oidio y la plaga de la filoxera que afectó a toda Europa, hubo un retroceso en la producción del vino isleño. No obstante, los ataques de la filoxera fueron más tardíos que en el resto de la península y Mallorca, por lo que fue beneficioso para el desarrollo comercial del vino de la isla de Menorca.

Así, releyendo la prensa local, podemos constatar como los anuncios de vino de la isla experimentaron un boom entre 1884 y 1898. En dicha época también surgen anuncios de vino de marca, algunos de ellos reproducidos en aquellas páginas, demostrando la vitalidad del sector.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...