¿Cuál es el consumo de la uva Malbec argentina?.


Publicado el 05 de Septiembre de 2016



La uva Malbec ha pasado de 25 millones en 2006 a 80 millones de litros en 2015.

Si bien el centro histórico de producción de Malbec fue Cahors en Francia, durante el siglo XIX, XX y XXI Argentina se adueñó de la cepa y logró, los mejores ejemplares del vino. Tanto es así que este cepaje se convirtió en la insignia de la vitivinicultura de alta gama del país, forjó imagen y atrajo a nuevo consumidores ávidos de este varietal.
 
Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), en diez años el consumo de Malbec en Argentina aumentó 220%, pasando de 25 millones en 2006 a 80 millones de litros en 2015. El éxito de la variedad es tal que su comportamiento es inverso a lo que sucede con los vinos en general, que pasaron de un consumo anual per cápita de 29,18 litros en 2006 a 23,78 litros en 2015.

La expansión del malbec por el mundo, fuera de Francia, iniciada en el siglo XVIII hacia el Este, se completaría en la centuria siguiente, hacia el Oeste, para llegar al cono sur de América: en las décadas de 1840 y 1850, las cepas de malbec comenzaron a cultivarse en las Quintas Normales de Santiago de Chile y Mendoza, tal cual destaca el historiador Pablo Lacoste.

"Afortunadamente, el fenómeno del malbec, que comenzó por los mercados de exportación a principios del nuevo milenio, tuvo una amplia repercusión en los medios locales e, inmediatamente, fue adoptado por el mercado doméstico haciendo que este éxito tomara real alcance mundial. Como quien dice, nadie es profeta en su tierra y los críticos y consumidores extranjeros vieron, en nuestro varietal insignia, algo muy diferenciador. Después esa historia de éxito finalmente se desperdigó ampliamente en nuestro mercado doméstico”, comenta Daniel Pi, chief winemaker de bodega Trapiche. 


 Publicidad 


El aumento de la demanda del producto generó inversiones y la superficie cultivada creció ampliamente en Argentina. Datos del Observatorio Vitivinícola Argentino indican que el 15% de las uvas cosechadas en 2015 en territorio argentino son malbec. 

“Esta variedad tiene características que la hacen distintiva pero, especialmente, creo que encaja perfectamente en nuestra cultura de asado y de amigos. Se disfruta en muchas ocasiones, es amigable con los que recién empiezan a disfrutar de esta bebida. Es atractivo para el consumidor en todas sus expresiones y, bien elaborados, tienen su distinción en el color, en la fruta, en la untuosidad de taninos. En toda la gama de precios podemos encontrar excelentes exponentes”, señala Andrea Marchiori, responsable de Viña Cobos. 

Autores:

Yesciani Ailén

Vásquez Alejandro
Zapater Mariángeles
Gomez Micaela






Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso